Cartas al director
i

Situación de la Universidad

Soy profesor de Universidad desde hace más de 30 años. Hace un par de días, fui a imprimir unos textos en la impresora de mi despacho y los cartuchos no tenían tinta. Decidí, entonces, fotocopiar un texto anterior y la caja de folios estaba vacía. Hablé con el administrativo del departamento y me dijo que no tendríamos ningún material de oficina hasta que llegaran los presupuestos de 2011. Luego me enseñó los sellos que quedaban para enviar correspondencia y nuestras publicaciones a otros centros, suficientes solo para mandar unas pocas cartas dentro del territorio nacional, y varias facturas de libros que habíamos comprado para la biblioteca de la facultad y que tampoco se podían pagar hasta el año que viene, con suerte.

Les propongo un acertijo: ¿de qué Universidad hablo? Si yo fuera uno de los lectores, y puesto que conozco por mi investigación varios países africanos, contestaría que eso es lo que ocurre típicamente en muchos centros de ese continente. Pero la respuesta es muy otra, pues se trata de la Universidad mayor y una de las más antiguas de España, situada en la comunidad autónoma más rica del país: la Universidad Complutense de Madrid.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 23 de septiembre de 2010.

Lo más visto en...

Top 50