Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alarte respalda al alcalde tránsfuga de Benidorm como candidato socialista

La dirección federal avala oficiosamente la decisión de los alicantinos

El líder de los socialistas valencianos, Jorge Alarte, que obligó a los 11 concejales del PSPV-PSOE de Benidorm a abandonar el partido cuando hace un año presentaron la moción de censura que desplazó al PP de la alcaldía con el apoyo de un tránsfuga, respalda ahora la decisión tomada por la ejecutiva local la noche del pasado lunes de proponer como candidato, en calidad de independiente, precisamente al actual alcalde, Agustín Navarro.

Navarro y sus concejales, entre los que se encontraba hasta ahora Maite Iraola, la madre de la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín (que ya no repetirá en la lista), protagonizaron un caso de transfuguismo cuando desbancaron hace hoy un año a Manuel Pérez Fenoll, del PP, de la alcaldía de Benidorm, según dictaminó en julio pasado la Comisión del Pacto Antitransfuguismo.

La noticia provocó críticas muy duras de dirigentes populares

"El PP es el que más ha pisoteado el pacto", contestan los socialistas

El hecho de que esta candidatura haya de ser ratificada finalmente por la dirección federal pone a Pajín bajo los focos de una polémica que la afecta familiarmente y obliga a Alarte, que se ha mostrado muy combativo contra el transfuguismo, a asumir el coste de dar un paso adelante para respaldar la propuesta de la agrupación local de Benidorm. El dirigente del PSPV-PSOE hará hoy un pronunciamiento oficial con una reflexión de fondo acerca de la postura que los socialistas valencianos mantienen en Benidorm, que tiene que ser ratificada por la ejecutiva provincial y autonómica. Alarte ha dicho que va a escuchar a los militantes locales, y por eso no va a entorpecer su propuesta (no han ofrecido alternativas) y hará suya la decisión, señalaron ayer fuentes del partido. Alarte explicará hoy que él estaría dispuesto a vetar la propuesta del PSOE de Benidorm si el PP destituye también a los alcaldes populares que se hicieron con el bastón de mando de varios Ayuntamientos de la provincia de Alicante gracias a tránsfugas. También en su entorno se reconoce que no quiere abrir una "guerra civil" en el PSOE de Alicante.

La noticia provocó críticas muy duras de dirigentes populares, pese a que Benidorm fue precisamente el lugar desde el que catapultó su carrera Eduardo Zaplana al hacerse con la alcaldía gracias al voto de una tránsfuga y a casos más recientes, como el de Dénia. El secretario de Política Municipal del PSOE, Antonio Hernando, calificó de "inaceptables e intolerables" las declaraciones del PP porque ese partido es el que más veces "ha pisoteado el Pacto Antitransfuguismo".

La dirección federal del PSOE también avalará esa decisión. No lo hará por las mismas razones regionales y locales que animan a Alarte sino en defensa propia. Es decir, "para no desautorizar a la secretaria de Organización", señalaron interlocutores consultados ayer. Este asunto desagradó tanto a miembros de la Ejecutiva federal como al propio Alarte, pero el coste de impedir el deseo de los militantes alicantinos se les antoja mucho más alto. En la dirección federal se asegura que el apoyo de Zapatero a Leire Pajín es absoluto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 22 de septiembre de 2010