El PSOE prohíbe a sus alcaldes que planteen saldar deudas con suelo

Los socialistas censuran que los municipios se desprendan de su patrimonio

Los socialistas han decidido frenar en seco una espiral endemoniada que va camino de convertirse en un problema de primer orden. La dirección andaluza ha prohibido a sus alcaldes y grupos municipales que planteen pagar las deudas que tienen con el Estado a través de suelo público, una iniciativa que lidera el Ayuntamiento de Córdoba, donde cogobierna el PSOE junto a Izquierda Unida. A esta lógica se ha apuntado también el consistorio popular de Almería, mientras que los de Huelva (regido igualmente por el PP) y Jaén (PSOE-IU) andan todavía deshojando la margarita.

La idea original de tal procedimiento -que va ganando adeptos entre los municipios atenazados por los números rojos- es del PP de Javier Arenas, quien antes del verano propuso que la Junta saldase lo que debe al Estado por la liquidación de los anticipos a cuenta de la financiación autonómica de 2008 en solares. Se trataba de un argumento electoral para rebatir la forma en que el Gobierno terminó de abonar la deuda histórica a Andalucía: con terrenos. El agobio económico de los ayuntamientos ha hecho el resto. El PSOE cree que es un disparate.Lo que comenzó solo como un argumento ingenioso del PP en la refriega política -que ha trasladado incluso al Parlamento, sin éxito- ha tomado un serio cariz al copiarlo los ayuntamientos. Tanto el propio presidente de la Junta, José Antonio Griñán, como otros miembros de su Ejecutivo, no se han cansado de repetir que el pago en solares de la deuda histórica [disposición del Estatuto de Autonomía] no tiene nada que ver con la liquidación de los anticipos a la financiación autonómica, regulados por ley orgánica. Además, Griñán explicó la semana pasada en la Cámara autonómica que, a propuesta de Andalucía, el Gobierno ha dado un plazo de seis años para que se abone los 1.475 millones de euros de diferencia.

IU presentará mociones para que se permita pagar al Estado con terrenos

Pero la bola había echado ya a rodar. El Ayuntamiento de Córdoba (IU) aprobó el miércoles una moción con el apoyo de todos los grupos, incluido el PSOE -que gobierna en coalición- para saldar con suelo público los 7,2 millones que debe reintegrar por los adelantos de la Participación de los Ingresos del Estado (PIE). Ayer la dirección socialista cortó de raíz eventuales tentaciones de otros consistorios gobernados por su partido y trasladó a alcaldes y grupos municipales que se abstengan de hacer planteamientos de este tipo.

Tras calificar de "error" lo que ha hecho el grupo socialista de Córdoba, el vicesecretario general del PSOE andaluz, Rafael Velasco, secundó la postura del presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP), Francisco Toscano, quien ha afirmado que un ayuntamiento no debe renunciar nunca al uso dotacional de parcelas: "Es una dejación del patrimonio municipal, un paso atrás en la mejora de equipamientos", señaló el jueves.

Velasco dio una vuelta de tuerca a este razonamiento para enlazarlo con la polémica aceptación de terrenos por parte de la Junta en la liquidación de la deuda histórica. "Somos coherentes, si admitimos solares es porque sabemos de la importancia del suelo público, que es una oportunidad para solucionar los problemas de los ciudadanos". Y agregó con relación a futuras iniciativas en este sentido: "Es un atajo, y con atajos no se resuelven los problemas".

Izquierda Unida ha seguido la estela del PP en el discurso de finiquitar los débitos con el Estado a través de suelo público. Lo hizo cuando Arenas lo lanzó por primera vez respecto a la deuda de la Junta por la financiación, y también ahora con los ayuntamientos. Según anunció ayer en Jaén el coordinador andaluz de IU, Diego Valderas, su formación va a presentar mociones en los plenos municipales, informa Ginés Donaire. Valderas censuró a Toscano, cuya tesis desacreditó al sugerir que obedece a las directrices de su partido, el PSOE : "Se debe a su señor".

Rafael Velasco -quien participó ayer en una reunión del Consejo Territorial del PSOE, presidida por Griñán- se mostró también tajante en cuanto a futuros pactos en los ayuntamientos con grupos independientes, después de amargas experiencias como las de El Ejido con el Partido de Almería (PAL) del hasta hace poco encarcelado Juan Enciso. El dirigente aseveró que, tras las elecciones municipales del próximo mes de mayo, el PSOE tratará de evitar formar gobierno con formaciones independientes y que, en el caso de que una agrupación local lo proponga, deberá tener el visto bueno de la ejecutiva regional, que analizará "caso por caso, aunque nos gustaría que no hubiera ninguno".

Velasco no tuvo empacho en reconocer que el acuerdo con Enciso en la Diputación almeriense fue una total equivocación. "Ya lo dijimos en su día, fue un error, y el partido lo tiene clarísimo".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción