Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su mujer a martillazos en Ponteceso

Un hombre mató ayer a martillazos en la cabeza a su esposa, con la que tenía dos hijos. El asesinato ocurrió sobre las seis de la tarde en la localidad coruñesa de Ponteceso donde vivía el matrimonio aunque en viviendas distintas al estar en trámites de separación. Este nuevo asesinato por violencia machista fue "por un problema de celos", manifestó, consternado, el alcalde, José Luis Fondo Aguiar. La Xunta desplegó las medidas de apoyo previstas para atender a los familiares de víctimas de violencia doméstica, a los dos menores hijos de la pareja, uno de 11 años, discapacitado, y otro de cinco años. Ambos vivían con su madre en el domicilio familiar. Al no acudir nadie a buscar al más pequeño al colegio, el centro dio aviso.

El agresor apareció a media tarde en un bar de Ponteceso con algunas rascaduras leves en la cara y la ropa manchada con mucha sangre. Fue alertada la Guardia Civil, cuyos agentes acudieron para tomar declaración al hombre, natural de A Coruña y de 54 años de edad, y luego lo llevaron hasta el domicilio de su ex pareja. Allí estaba en el suelo el cadáver de la mujer, de 34 años, así como el martillo con el que aparentemente fue golpeada de forma repetida en la cabeza, según informaron fuentes de la Guardia Civil.

Según el alcalde, la víctima, natural de Toro (Zamora) estaba separada de su marido y vivía desde hace 15 días con otro hombre, lo que desencadenó la ira de su ex compañero. Habían quedado de entregar el piso de alquiler que compartían hasta la separación ayer mismo, pero el hombre aseguró a la casera que quería seguir viviendo en él. Por la tarde, mató allí mismo a su ex pareja.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 16 de septiembre de 2010