Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ RAMÓN RECALDE | Miembro del Consejo de Estado | Golpe al entramado político de la banda

"No creo tampoco en esta tregua, la otra duró hasta que ellos quisieron"

José Ramón Recalde (San Sebastián, 1930) miembro del Consejo de Estado desde 2008 y antes jurista, ensayista y ex consejero del Gobierno vasco, en dos mandatos de coalición del PSE-EE con el PNV, cumplió anoche 10 años de superviviente al tiro con el que un terrorista de ETA trató de segarle la vida a la puerta de su casa.

Pregunta. ¿Qué recuerda de ese día y de ese año?

Respuesta. Todo. No perdí el conocimiento ni el habla. Solo vi el agujero del cañón de la pistola, ni siquiera recuerdo que me doliera el tiro que sentí en la boca. Luego sí, perdía fuerza y sí pensé que me podía morir. El año fue, sin duda, el peor de mi vida. De los 22 asesinados, cuatro eran muy amigos míos: Fernando Buesa, Juan María Jáuregui, José Luis López de Lacalle y Ernest Lluch. Yo estaba llamado a ser el quinto.

"Mientras no haya una denuncia, Batasuna y ETA son lo mismo"

"La banda reivindica toda su historia y sigue queriendo ser interlocutor"

P. Fue víctima de aquella cruenta ruptura de una tregua. ¿Cree en la de ahora?

R. No, no creo en esta tampoco. Ya en la de 2006 ETA no fue capaz de llegar a la última conclusión, que está derrotada, que no tiene más salida que abandonar las armas. Y como no fue capaz, rompió la tregua.

P. Es decir, no se fía de que esta vez no vayan a repetir.

R. ¿Qué quiere decir que dejan las acciones ofensivas? ¿Hasta cuándo? La otra vez fue hasta que ellos quisieron. ¿Quieren decir que sí pueden matar, como al policía francés, para defenderse cuando los agentes del orden les vayan a detener? No es que no me fíe, leo lo que dicen y me parece inaceptable.

P. ¿Ve condiciones para que las personas amenazadas prescindan de las escoltas?

R. No; por ahora, no. Aunque eso es cosa de los que llevan las cuestiones de protección.

P. ¿Usted se atrevería a vivir ya sin ella?

R. No creo que sea uno de los casos más fáciles para quitarla.

P. ¿Con qué se queda del último comunicado de la banda?

R. Reivindican toda su historia y no rompen ni abandonan toda una vida de crimen. Y se presentan como interlocutores de un Estado democrático. No han avanzado mucho. Ese diálogo es lo que no se puede hacer.

P. ¿Percibe que ETA haya interiorizado su derrota?

R. Sospecho que sí, pero no ha llegado al fin del camino y tiene que recorrerlo. El diálogo es algo cerrado y lo único que se puede esperar es que unilateralmente dejen las armas. Es más fácil decir que abandonan porque quieren que como resultado de un pacto en el que tendrían que renunciar a sus principios de siempre.

P. Y a la izquierda abertzale ¿la cree?

R. No. Está con ellos. Están presionando para ver si tienen una entrada en las elecciones, pero mientras no se coloquen decididamente con el estado democrático yo no les creo.

P. ¿Cree que ETA y Batasuna siguen siendo una misma cosa?

R. Por ahora sí, aunque empiezan a diferenciarse por la necesidad que tiene Batasuna de vivir políticamente. Mientras no haya una denuncia de ETA, son lo mismo. No se ha avanzado.

P. ¿Nada diferencia este momento de 2000 o 2006?

R. La debilidad de ETA. Eso es el triunfo de la democracia.

P. ¿Pedir un alto el fuego permanente y verificable es suficiente para ser legal?

R. No. Que rompa con ETA y censure la vía terrorista.

P. El PNV anuncia iniciativas propias. ¿Peligra la unidad?

R. Con el PNV siempre se corren esos riesgos. No sé lo que van a hacer ahora, pero yo viví una gran decepción con su pacto con EH, y lo que hicieron cuando asesinaron a Buesa, así que les exijo mucho, tengo muchos recelos y cautelas.

P. ¿Eguiguren contradice, complementa, va un año por delante...?

R. O un año por detrás. Como no lo sé, no entro en esas batallas del PSE. Yo estoy de acuerdo con la posición de Patxi López.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 15 de septiembre de 2010