Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Análisis:TENIS | Abierto de Estados Unidos

Capacidad de adaptación

Con un bote agresivo, incluso más rápido y bajo que el antiguo chicle (Rebound Ace) que vistió las pistas del Abierto de Australia hasta 2007, el acrílico de Estados Unidos obliga a jugar de manera diferente a como se hace en otras superficies. Y por si fuera poco, en el encuentro frente a Verdasco, Nadal ha tenido también que enfrentarse al viento y el frío. Pero Nadal ha cambiado y está mostrando por fin un juego ganador que planta cara a la superficie que viste las pistas de Nueva York.

El tenis regula, como pocos deportes, un abanico de superficies de juego. Al cambiar el suelo no solo cambian las características mecánicas de los materiales, como las bolas o la tensión de los cordajes. El juego cambia y la forma de ganar partidos también. Por ello el tenis es un juego de mutantes. La técnica deportiva en tenis no consiste en reproducir al milímetro siempre un mismo gesto, muy preciso y previamente ensayado miles de veces. El tenis requiere de una elevada capacidad de adaptación a cada situación. Así, algunas características muy personales del juego de Nadal se están desdibujando en Nueva York, mientras que otras nuevas afloran. Entre las primeras, las elevadas revoluciones (hasta 5.000 en un minuto) de giro de la pelota hacia delante (liftado o topspin) en su drive. Esta característica le permitía en otras superficies más lentas elevar más las bolas sobre la red. Y con ello disminuir el riesgo de que se quedaran atrapadas en puntos largos. Pero liftar mucho no ayuda a ganar puntos en una superficie dura muy rápida, al tiempo que sobrecarga inútilmente algunas articulaciones, como las rodillas. No obstante, hay otro golpe que es crítico para ganar en el Abierto de Estados Unidos. En él, algo más del 50% de la energía cinética se produce en las extremidades inferiores. Es un golpe en el que Nadal no ha destacado hasta ahora, aunque llevaba tiempo trabajándolo para poder aprovechar al máximo sus características y que no refleje sus limitaciones. Se trata del servicio.

MÁS INFORMACIÓN

Verdasco ha roto en cuartos de final por primera vez en todo el torneo el servicio del mallorquín. Nadal hasta este encuentro lleva un 85% de puntos ganados en el primer servicio. Ha sumado 34 aces y sobrepasado varias veces los 210 kilómetros a la hora. Viéndolo sacar ahora nadie diría que hasta hace poco comentábamos su debilidad en el saque y de cómo reconstruía su técnica, cambiando el trabajo de los pies y la posición del pie trasero (foot-up) para que la estatura no limitara la velocidad del servicio. Por ello el saque y el liftado son dos ejemplos de la capacidad de adaptación y constante evolución que requiere el tenis actual sobre el mejor tenista del momento.

Xavier Aguado Jódar es Biomecánico del Deporte y Catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha (xavier.aguado@uclm.es)

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de septiembre de 2010