Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CC OO y UGT ven en la reforma laboral "el mayor ataque" a los trabajadores

La patronal vasca considera "insuficiente" el nuevo texto "por sus rigideces"

Por motivos bien distintos, la patronal vasca (Confebask) y los sindicatos CC OO y UGT, convocantes de la huelga general del 29-S, coincidieron ayer en sus críticas a la reforma laboral que el Gobierno Zapatero ha sacado adelante con el apoyo del PSOE y la abstención del PNV. Para los dos sindicatos, de hecho, esta reforma supone "el mayor ataque" a los derechos de los trabajadores en democracia, mientras Confebask subraya que es "insuficiente". A las críticas se sumó ELA para denunciar que la reforma laboral "tiene el objetivo de que los empresarios sustituyan empleo digno por precario".

Los secretarios generales de UGT y CC OO en Euskadi, Dámaso Casado y Unai Sordo, respectivamente, registraron la convocatoria en el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales del Ejecutivo. Sordo subrayó que esta huelga es "fundamental, importantísima, la más importante de la democracia", porque, sostiene que la reforma laboral aprobada es el mayor "ataque combinado" a los derechos de los trabajadores de toda la democracia. Ha dicho que no es sólo la reforma laboral, sino que los trabajadores se deben pronunciar en contra de los intentos de replantear los fundamentos de la negociación colectiva o del acceso a las prestaciones por desempleo.

ELA dice que permite sustituir "empleo digno por precario"

Por su parte, el secretario general de UGT-Euskadi, Dámaso Casado, insistió en que el Gobierno está "recortando los derechos de los trabajadores con las peores medidas de toda la democracia". Casado ha subrayado que, aprovechando la crisis económica, el "capitalismo ha logrado un poder tan fuerte en Zapatero que le tiene pillado y ya es el capitalismo el que manda" y ha añadido que, mientras tanto, el presidente del Gobierno "ha abandonado a los trabajadores".

Desde el lado de la patronal se considera que la reforma laboral aprobada será "insuficiente" para atajar los problemas del mercado de trabajo español, y ha adelantado que "probablemente" serán "necesarias nuevas reformas en el futuro".

A través de una nota, la patronal vasca indica que, en los aspectos sustanciales, la reforma "continua manteniendo, básicamente, las mismas rigideces que la regulación existente", sobre todo "en lo relativo a flexibilidad interna y a la clarificación de las causas del despido".

Además, Confebask opina que se han eliminado las mejoras introducidas en el Senado, "de modo que el texto resultante contiene exactamente los mismos defectos" ya denunciados por la patronal vasca.

Para los empresarios, el texto aprobado "mantiene, de hecho, en materia de flexibilidad interna las mismas rigideces que estaban vigentes desde la reforma de 1994", pese a que "la flexibilidad interna constituye un elemento sustancial de competitividad y su mejora debía haber sido uno de los grandes objetivos que la reforma al constituir, un factor fundamental de adaptabilidad de las empresas a las circunstancias económicas".

Finalmente, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ha criticado en EITB que la reforma aprobada tiene el objetivo de que los empresarios sustituyan "empleo digno por precario". Según recoge Europa Press, Muñoz ha criticado que la patronal está "muy cómoda" con la actual situación porque "se le da lo que quiere" y ha advertido que lo que se pretende con la reforma laboral "es aprovechar la crisis para posibilitar que los empresarios sustituyan empleo digno por empleo precario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 11 de septiembre de 2010