Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Las consecuencias del comunicado de la banda

Juanes: "Seguiremos cumpliendo la ley independientemente de la tregua"

El presidente de la Audiencia: "No se ha producido el cese definitivo del terrorismo"

El presidente de la Audiencia Nacional, Ángel Juanes, afirmó ayer que la tregua de ETA no modificará las pautas de actuación de la Audiencia, que "seguirá cumpliendo la legalidad vigente, como siempre ha hecho". A preguntas de este periódico, el magistrado manifestó: "Lo que todos los españoles esperamos es el anuncio del cese definitivo del terrorismo de ETA, lo que no se ha producido. La paz solamente se puede construir mediante el respeto más absoluto al Estado de derecho. Por ello, la Audiencia Nacional va a seguir actuando como hasta ahora, dentro del más escrupuloso respeto a la legalidad vigente, con independencia de la declaración de tregua que ha realizado la banda terrorista ETA".

La izquierda 'abertzale' tiene que afrontar tres procesos importantes

Mientras tanto, este miércoles la Audiencia juzgará al ex jefe de ETA Gorka Palacios, para el que el fiscal solicita 83 años de cárcel por el asesinato de un policía y, casi a la misma hora, el juez decano de la Nacional, Santiago Pedraz, se reunirá en París con la juez francesa Laurence Le Vert para mejorar la cooperación judicial en materia antiterrorista.

La actuación de la Audiencia Nacional ha sido considerada clave para llevar a ETA a la precaria situación en la que se encuentra. El juez Baltasar Garzón fue el primero que estableció que ETA no son solo sus comandos y que los frentes políticos, mediáticos, de makos (cárceles), etcétera, también formaban parte de la banda, encarcelando a sus dirigentes y asfixiando sus finanzas.

Así, fueron muy importantes los casos de Jarrai-Haika-Segi, sobre las juventudes de la banda; el de Ekin, en el que se condenó a 47 integrantes de los aparatos político, mediático, financiero y de relaciones internacionales; y el de Gestoras Pro Amnistía, que condenó a los que controlaban a los presos de ETA.

En la actualidad, se está juzgando el caso Udalbiltza, sobre la pretendida reactivación política de Batasuna a través de la asamblea de electos. Se inició el pasado 20 de julio y se reanudará en septiembre. Hay una veintena de acusados y el fiscal les pide entre 10 y 15 años de prisión.

Sin embargo, el proceso más importante de los que ETA o la izquierda abertzale tienen pendientes en la Audiencia Nacional es el de Batasuna-Herrikos.

Son 41 procesados entre los que figuran algunos de los más importantes de sus dirigentes, como Arnaldo Otegi, Joseba Permach, Rufi Etxeberria, Joseba Álvarez, Jon Salaberria, Karmelo Landa, Juan Cruz Aldasoro, e incluso el que fuera número uno de ETA Josu Ternera. El sumario supera los 800 tomos y el fiscal reclama penas de 12 años para Otegi, Permach y Etxeberria, en calidad de jefes de ETA. También pide 10 años por pertenencia a banda terrorista para otros 20 de los procesados y ocho años para otros 17 por colaboración con banda armada. Otegi -único de los procesados que permanece en prisión preventiva-, Etxeberria y Rafa Díez Usabiaga son los que están tratando de liderar el proceso de la izquierda abertzale para convencer a ETA para que abandone las armas y poder concurrir a las próximas elecciones municipales.

Pero no es el único proceso importante, también está el macroproceso de ANV-PCTV y la reconstrucción de Batasuna de 2007, con 44 procesados, en el que están la mayoría de los líderes citados, y el de Bateragune, o la reconstrucción operativa de Batasuna de 2009, en el que únicamente hay ocho procesados, pero entre los que están Otegi y Díez Usabiaga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 6 de septiembre de 2010