Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:JOSÉ BLANCO | Ministro de Fomento y vicesecretario general del PSOE

"Con Trini es más factible ganar Madrid"

El 'número dos' socialista analiza el proceso de elecciones primarias en la Comunidad Madrid y se decanta por la candidatura de la ministra de Sanidad para intentar recuperar un feudo tradicional del Partido Popular

En la mesa de cabecera del despacho de José Blanco (Palas de Rey, 1962) descansa El arte de la prudencia, un manual de Baltasar Gracián en el que se puede leer: "Huir de los asuntos difíciles y peligrosos. Es una de las primeras tareas de la prudencia. Estos asuntos son tentaciones del juicio y es más seguro huirlas que vencerlas". Aparentemente, el ministro de Fomento no hizo ni caso a Gracián cuando se embarcó en una cruzada contra los sueldos de escándalo que disfrutaban los 2.400 controladores aéreos que trabajan en AENA. De aquella imprudente batalla, Blanco y los presupuestos públicos han salido aparentemente bien parados. Sofocado el incendio que él mismo atizó, el ministro con más poder en el partido y en el Gobierno se dispone a apagar otros fuegos.

"Las negociaciones con el PNV se harán de acuerdo con el PSE"

"Nunca se ha planteado romper la caja única de la Seguridad Social"

"Sería irresponsable renunciar a ganar en Madrid por respetar el escalafón"

"Hay primarias porque no se tradujo el liderazgo orgánico en liderazgo social"

Pregunta. ¿El Gobierno ningunea a Patxi López al negociar con el PNV mejoras en el traspaso de competencias a Euskadi para aprobar los Presupuestos?

Respuesta. Hemos empezado a hacer una negociación presupuestaria para garantizar la estabilidad en el momento en que España más lo necesita. Lo peor que le podría pasar a nuestro país es no aprobar unos Presupuestos de acuerdo con los objetivos de déficit. Todo aquel que conozca al PSOE y al PSE, todo aquel que conozca a Patxi y a Zapatero, sabe que todo se hará de acuerdo con el PSE conjugando el interés general con el interés de los socialistas vascos.

P. ¿Ofrecerán al PNV un traspaso de las políticas activas de empleo mucho mejor que el que han pactado con Patxi López?

R. Hasta donde yo sé, existen diferencias entre los dos gobiernos, entre ellas, algunas económicas. Lo deseable, en todo caso. Es que de esa negociación salga un acuerdo que diera satisfacción al Gobierno vasco y al PNV.

P. Rajoy ha denunciado que ustedes romperán la caja única de la Seguridad Social para satisfacer al PNV.

R. Rajoy siempre intenta enredar y entorpecer cualquier proceso. Lo hace porque apostó todo a la crisis y quiere cobrar pronto su apuesta porque entiende que el tiempo puede jugar en su contra, puede venir la recuperación económica y eso será mejor para España y peor para el PP. En ningún momento se ha planteado romper la caja única de la Seguridad Social, eso lo sabe perfectamente el señor Rajoy, hay margen de negociación de algunas materias con el actual Estatuto, entre ellas algunas relacionadas con las políticas de empleo.

P. ¿Por qué está usted en esas negociaciones con el PNV?

R. Soy el vicesecretario general del PSOE y mantengo relación con los líderes de otros partidos, también con el PNV. Desde que hay democracia en nuestro país, la inmensa mayoría de las veces, por no decir prácticamente todas, los Presupuestos generales del Estado, se aprobaban tras negociaciones con los partidos nacionalistas y con su voto, incluyendo los gobiernos del PP. No es nada excepcional, al contrario, es la norma habitual.

P. ¿Han coincidido con el PNV en que lo peor para España es un adelanto electoral?

R. Hemos vivido unas circunstancias de zozobra en relación con la situación económica en España. Los partidos nacionalistas mostraron más sentido de Estado que el PP cuando estaba en juego la credibilidad económica de España, que podía arrastrar a toda la zona euro. Algunos que intentan darnos lecciones de patriotismo, cuando llega la hora de la verdad no piensan en el interés general sino en su propio interés. Ahora, lo que menos le conviene a España es que haya un proceso electoral, porque dilataría la adopción de medidas de política económica que son importantes para cumplir los objetivos de déficit que tenemos que cumplir.

P. ¿Qué han hecho mal durante dos años y medio de Gobierno para que las encuestas arrojen resultados tan pobres y una valoración tan baja del presidente?

R. ¡Es que ha habido una crisis económica que no ha tenido precedentes en la historia de España, de Europa, del mundo, desde hace más de 80 años! Esta situación ha generado desconfianza de los ciudadanos hacia la política y los responsables políticos. Se ha dado en todo el mundo. Si vemos indicadores de valoración de líderes europeos, veremos que la situación española no es nada excepcional. Además de eso, indudablemente, siempre se pueden cometer errores, de hecho el presidente ya los ha admitido, como que había reconocido tarde la intensidad de la crisis. Pero este Gobierno ha sido uno de los que más iniciativas puso encima de la mesa y que ha tomado medidas muy dolorosas pero imprescindibles para cumplir los objetivos.

P. ¿Qué perspectivas electorales tienen? ¿Se conformarían con mantener el poder que lograron en las elecciones municipales y autonómicas de 2007?

R. Pretendemos gobernar en más comunidades.

P. ¿Más que ahora?

R. Tenemos la esperanza de gobernar, entre otras, en la Comunidad de Madrid. Tengo base para pensar que es posible que el PP pierda la mayoría absoluta en Madrid. No es fácil, pero es posible y para que ello ocurra tienen que darse algunas circunstancias. Entre otras, que el PSOE eche el resto y ponga encima de la mesa el mejor proyecto, la mejor candidatura, para poder ofrecer a los madrileños. Esa es la razón por la que el PSOE tomó una iniciativa. Los ciudadanos nunca entenderían que se renunciara a una posible victoria por evitar posibles complicaciones, en todo caso menores, que puede tener un proceso de primarias, por respetar el escalafón y no meterse en un lío. Sabemos que es posible conseguir el Gobierno de la Comunidad de Madrid, y sabemos que con Trini [Trinidad Jiménez] ese objetivo es más factible que con cualquier otro candidato. Igual sucede con Jaime Lissavetzky al frente del Ayuntamiento.

P. Tomás Gómez, el otro candidato, comparó su candidatura con la del trabajo de tres años y la de Trinidad Jiménez con la cultura del pelotazo...

R. En Madrid estamos en primarias. Son el mejor método para resolver un dilema, el método más limpio, racional y democrático. Mucho mejor que el ordeno y mando.

P. ¿Cómo explicaría las causas de ese dilema?

R. Hubiera sido mejor que el dilema no se hubiera planteado y que hubiéramos tenido un acuerdo a la hora de elegir el candidato por Madrid. El dilema surge cuando el liderazgo orgánico no se transforma en liderazgo social, suficientemente potente. Cuando los liderazgos orgánicos no se traducen en liderazgos sociales, surgen estos dilemas.

P. ¿Y por eso ha habido primarias en Madrid, porque no se tradujo el liderazgo orgánico en liderazgo social?

R. Esa es la razón por las que hay primarias, son la mejor fórmula de resolver un dilema. Hay innegable a estas alturas que los progresistas están más ilusionados, y la derecha está más preocupada y está muy activa en contra de Trinidad Jiménez, porque entiende que es su peor rival. También interpretan que una derrota suya debilitaría a Rodríguez Zapatero y al proyecto socialista, esta es la cuestión.

P. ¿Si gana Gómez pierde Zapatero?

R. Eso es lo que está diciendo el PP. Y lo que está claro es que la derecha y todos sus terminales tratan de debilitar a Zapatero precisamente cuestionando la candidatura de Trini, que reitero, es la peor rival para el PP, a juzgar por la reacción de la derecha.

P. ¿Si gana Gómez, pierde Zapatero?

R. Las primarias ofrecerán el resultado de la opinión mayoritaria de los militantes socialistas de Madrid, que tienen la palabra. Pero yo confío plenamente en la militancia, que siempre es muy sabia. Y aquí hay muchas ganas de que se produzca el cambio.

P. ¿Cree que hay un movimiento soterrado que se puede aglutinar en torno a Gómez y su negativa a obedecer a Zapatero para preparar el postzapaterismo?

R. No. Veo al presidente más fuerte, en el sentido de que tiene un apoyo inmenso en el PSOE. Zapatero tiene mucha vida política por delante. Creo que es una temeridad pensar en el postzapaterismo. Zapatero sigue siendo el líder del cambio en España, el que mejor entiende los retos del siglo XXI, el que más decididamente apuesta por las transformaciones que exige la nueva economía.

P. Los partidarios de Gómez consideran que van a ganar porque los militantes socialistas en Madrid son funcionarios o afiliados a los sindicatos, dos grupos golpeados por las políticas de Zapatero con la reforma laboral y la reducción salarial ¿Qué opina?

R. Quien dice eso no conoce a este partido ni a sus militantes. Durante estos días se escuchan las cosas más sorprendentes. Se ha llegado a decir que Almunia perdió las primarias porque le apoyaba el aparato federal. Eso se aleja mucho de la realidad. Con todo aprecio que le tengo a Almunia, la gente apostó por Borrell porque era la persona que generaba ilusión, empatía, que conectaba más con el deseo de cambio para derrotar a la derecha. Esa es la razón. Yo mismo apoye a Borrell y no lo hice porque la Ejecutiva Federal avalara a Almunia sino porque entendía que era lo que más convenía para el objetivo de ganar las elecciones.

P. ¿Cree que hay necesidad de hacer primarias en el PSOE en alguna otra comunidad?

R. No seré yo quien señale el camino que se tiene que seguir en ninguna comunidad, pero probablemente surjan...

P. ¿Le ha sorprendido que Antonio Asunción opte a la candidatura en Valencia?

R. Me ha sorprendido que lo anunciara. Reconozco que tiene todas las cualidades para ser un excelente candidato.

P. ¿Por qué le sorprendió?

R. No hace mucho tiempo tuve una conversación con él y le vi muy alejado de la política activa. Por eso me ha sorprendido.

P. ¿Ha sido el impulsor principal de las primarias en Madrid?

R. Yo no he impulsado ningún proceso de primarias, las primarias existen desde el momento en que hay personas que manifestaron su deseo de ser candidatos.

P. Trinidad Jiménez no parecía muy dispuesta al principio...

R. Para mí, la actitud de Trinidad Jiménez ha sido valiente, comprometida y honesta. Muchas personas en su situación hubieran renunciado a dar esta batalla, dura y difícil, aunque sea lo mejor para su partido. Ha asumido el reto con coraje, con determinación, con valentía. Y hago una reflexión: si la dirección de mi partido considerara que hay otra persona mejor que yo para una candidatura, no debería ser motivo de agravio sino de reflexión.

P. ¿Si Zapatero no repite como candidato, el PSOE tiene alternativas solventes para afrontar las elecciones generales?

R. A mí no me gusta hacer de pitoniso. No contemplo opciones distintas a las de que Zapatero vuelva a ser candidato. Creo que es lo que más le conviene a España porque a pesar del tiempo transcurrido, el presidente del Gobierno y el proyecto socialista que ha ido emergiendo en torno a su figura sigue siendo el que representa el cambio y la modernidad. Y enfrente, lo único que tenemos es el contrarreformismo, lo antiguo y el pasado.

P. ¿España ha vivido por encima de sus posibilidades?

R. Creo que ha habido una etapa de un gran crecimiento económico que nos hizo pensar que muchos ingresos que eran coyunturales interpretamos que eran estructurales y eso nos llevo a un gasto excesivo y a pensar que todo el mundo podría tener de todo en todos los lugares del país. Esa época ha concluido y es verdad que todos hemos vivido un poco por encima de nuestras posibilidades.

P. ¿La crisis económica ha enterrado los principios del Gobierno?

R. Los principios no se alteran, el problema es que hay que adecuar el ritmo de su desarrollo. Este país ha gozado de un cambio en materia de derechos ciudadanos y de recuperación de la política social sin precedentes. Esos cambios se han consolidado. Nadie cuestiona la aplicación de la dependencia. Otra cosa es la implantación de esa ley. Pero ese derecho se ha consolidado, como tantos otros derechos, que se han consolidado siempre con los gobiernos socialistas. Los grandes avances que se han producido en España siempre se han producido con gobiernos socialistas, en materia de derechos sociales. En este momento, el Gobierno ha priorizado y somos el país de Europa con mayor protección al desempleo, el principal problema en España.

P. ¿Si el PSOE tuviera un presidente autonómico imputado por corrupción, le mantendría como candidato en las elecciones de mayo de 2011?

R. En estos momentos, con el proceso de primarias, lo que se está demostrando es que el PSOE tiene cantera. Y lo que demuestra el PP es que tiene un banquillo, pero de acusados. Hay otra diferencia mayor, nuestra decisión sobre algún candidato de comunidad está pendiente de lo que digan los militantes. La decisión de algún candidato del PP está a expensas de lo que dictamine un juez. En todo caso, el PSOE no le mantendría como candidato.

P. Rajoy dice que si hubiera sido Zapatero, hubiera ido a Rodiezmo con UGT a dar la cara...

R. Donde esperaban a Rajoy es en Valencia, donde acudía a hacerse la foto con Camps todos los años y aún debe una explicación por su ausencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de septiembre de 2010