Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

"Nos faltó paciencia y agresividad"

Scariolo, descontento con el rendimiento defensivo y el desacierto en los tiros libres

No hay derrotas irreparables en un Campeonato del Mundo que acaba de empezar, pero sí quedan malas sensaciones difíciles de superar. La digestión de una derrota como la que sufrieron ante Francia presidió el desfile de los componentes de la selección, serios y cabizbajos, por los pasillos del Halkapinar Arena de Esmirna. La escena no distaba mucho de la que un año antes se produjo en Varsovia, cuando también España empezó con el pie cambiado ante Serbia un Europeo en el que acabó arrasando. Sergio Scariolo buscó un poco más allá de la pura estadística, ya de por sí elocuente, con tantos tiros fallados, especialmente desde la línea de tiros libres, con un 17 de 32.

"Tenemos que jugar con más agresividad y mayor tranquilidad", exhortó el seleccionador español. "Tal vez nos ha faltado un poco más de concentración". La experiencia del año anterior en Polonia es utilizada ahora como una fuente de esperanza. "Este equipo ya ha afrontado situaciones complicadas. Podemos sacar algo en positivo si ante Nueva Zelanda -segundo rival hoy de España (20.00, La Sexta)- salimos con concentración, intensidad y dureza. Aunque empezar con una derrota no es lo mejor para marcar el camino", admitió.

El técnico italiano ya había prevenido de la capacidad atlética del equipo francés, a su entender a la altura de los mejores en este aspecto, Estados Unidos. "Felicito a Francia por su fuerza física y por su buena defensa. Nosotros hemos estado bien en defensa durante 27 o 28 minutos pero después no hemos llegado a las finales de posesión con la suficiente concentración. Los fallos en los tiros libres han sido abismales y tienen su peso en el partido".

Los cuatro primeros clasificados de los seis equipos que conforman cada grupo de la fase de grupos disputan los octavos de final, de forma que el varapalo para el equipo español supone más una advertencia que una serie amenaza dado que, sobre el papel, es muy superior a rivales como el que tendrá hoy enfrente, Nueva Zelanda, o como Canadá y Líbano, que, junto a Lituania y Francia son los que completan el grupo D que se disputa en Esmirna.

Felipe Reyes fue contundente en su lectura de la derrota. "Hemos jugado muy nerviosos, sobre todo se ha demostrado en los tiros, un aspecto que nos ha costado el partido. Hemos hecho un mal trabajo. Ellos han estado mucho más metidos que nosotros en el juego y no nos hemos sentido cómodos". Por supuesto, como todos, el pívot del Madrid remachó abriendo la puerta a la reacción que está obligada a experimentar la selección. "Somos un equipo que puede dar mucho más de sí. Queda todavía mucho Mundial y esto podemos arreglarlo".

Raúl López, que disputó algo más de 11 minutos después de haber reemplazado la baja de Calderón el pasado lunes, admitió: "Hemos jugado mucho más nerviosos que Francia durante los últimos minutos pero, de todas formas, no es que no importe la derrota pero siempre es mejor acabar bien el campeonato que empezarlo bien".

El resumen de la primera jornada no pudo ser más desolador para el equipo español, derrotado y escaso de juego, mientras que Estados Unidos no tuvo piedad con Croacia (106-78) y Serbia le dio una tunda a Angola (94-44).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de agosto de 2010