Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Elorza insta a una reflexión ciudadana para "mejorar" la Semana Grande

Las fiestas donostiarras atrajeron a cerca de un millón de personas

La Semana Grande donostiarra, que echó el telón el pasado sábado, atrajo a unas 930.000 personas, una cifra que supera de largo las mejores expectativas que se había marcado el Ayuntamiento. "No me atrevo a decir que han sido un éxito, pero no se puede pedir más", se felicitó ayer el alcalde, Odón Elorza, al hacer un balance "muy positivo" de las fiestas. El mandatario se mostró "feliz" y "satisfecho" con su desarrollo, aunque abogó por colocar más alto el listón de cara al año que viene.

Elorza quiso huir de la autocomplacencia y se comprometió a abrir una reflexión ciudadana para introducir mejoras en el programa festivo de 2011, que transcurrirá del 13 al 20 agosto. Los errores cometidos este año -el alcalde sólo citó la ausencia del Toro de Fuego tras el espectáculo pirotécnico del pasado sábado- requieren "ajustes de mejora" en la próxima edición, con el fin de conseguir una Semana Grande "más participativa y divertida". El consistorio prevé premiar la mejor propuesta que se reciba con un viaje para dos personas a una capital europea.

El regidor donostiarra destacó, por encima del resto, la alta participación ciudadana, la buena climatología, la ausencia de incidentes y el civismo de vecinos y visitantes.

Destacó que se ha registrado un menor número de robos y desórdenes públicos que en otros años y enfatizó la ausencia de episodios violentos de tinte político destacables.

El concejal de Cultura, Denis Itxaso, desglosó los principales elementos y cifras de la pasada semana festiva:

- Los conciertos. Más de 90.000 personas asistieron a los conciertos de Sagüés, 3.000 más que el año pasado. Las actuaciones más seguidas fueron las de The Wailers (18.000 asistentes) y Loquillo (15.000).

- Transporte público. La compañía municipal de autobuses (dBus) transportó a 845.438 viajeros durante las fiestas, 28.198 más que en 2009. En el último lustro el crecimiento ha sido del 5%. Los servicios ferroviarios de EuskoTren fueron utilizados por 248.505 personas, un 2,31% más que en 2009.

- El Cañonazo. Pese a la baja de la montañera Edurne Pasaben, su sustitución por los cineastas Pablo Malo, Jone Hernández, José Mari Goenaga y Jon Garaño -Borja Cobeaga no pudo llegar- para lanzar el Cañonazo y cantar el Artillero resultó "novedosa, más bulliciosa y festiva" que en anteriores ocasiones, en palabras de Itxaso.

- Marmitako. El concurso de marmitako, patrocinado por la SER y la degustación de bonito a la parrilla congregaron a más de 20.000 personas.

- Zurriola intercultural. Una de las novedades de esta edición fue el espacio abierto en el Kursaal para acercar las culturas de otros lugares. Se vendieron 34.457 entradas de gastronomía.

- Los piratas. Esta iniciativa popular, incluida por primera vez en el programa oficial, ha sido uno de los mayores éxitos por "su frescura" y "capacidad de llamada" para el público joven, concluyó Itxaso.

Hamaikabat y Alternatiba coincidieron ayer en considerar "muy positiva" la Semana Grande.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 24 de agosto de 2010