La policía refuerza la vigilancia en el Trambesòs tras un atropello mortal

Un familiar de la fallecida amenazó con bloquear el tranvía tras el accidente

Teresa, de 61 años, caminaba el viernes por la tarde, sola, junto al tranvía del Besòs. La mujer atravesó la vía por un lugar sin paso de peatones y no vio acercarse al convoy, que la embistió mortalmente. El accidente de Teresa, que tenía nueve hijos y pertenecía a una de las familias gitanas más antiguas del barrio de Sant Roc, en Badalona (Barcelonès), desató la indignación de algunos familiares. La policía local reforzó la seguridad el fin de semana por temor a que se produjeran disturbios.

El accidente, el primero mortal que se registra en el tramo del Trambesòs que une las localidades de Sant Adrià y Badalona, ocurrió a las cinco de la tarde. Teresa iba indocumentada y los hijos, que viven en Barcelona, no fueron localizados hasta cuatro horas más tarde. Pasada la medianoche, un familiar se dirigió a la zona del accidente, quemó papeleras y amenazó con bloquear el tranvía, que ya no circulaba.

La actitud del joven alertó a la policía. La Guardia Urbana de Badalona decidió reforzar la seguridad durante el fin de semana por temor a que se produjeran ataques al tranvía. Esa misma noche, una cincuentena de familiares, sin embargo, se desplazaron a la comisaría de la Guardia Urbana de Badalona para pedir explicaciones por lo ocurrido. "Es normal que haya tensión cuando ocurre un accidente de este tipo y tuvimos que reforzar la seguridad por indicación de las fuerzas del orden", precisó el portavoz del Tram, la empresa que gestiona el servicio de tranvía.

Según las primeras investigaciones, no se ha hallado ningún indicio de responsabilidad en el accidente, que ocurrió porque la víctima cruzó por el sitio equivocado. Cuando vio que el tranvía se le echaba encima, Teresa empezó a correr. Pero, en lugar de cruzar la vía en perpendicular, lo hizo en diagonal, lo que contribuyó al trágico desenlace. El conductor emitió señales acústicas y activó los tres frenos de emergencia, según el portavoz de Tram.

El análisis de la cámara negra del convoy y las filmaciones de las cámaras de seguridad indican que el semáforo del tranvía estaba en verde y que este circulaba a una velocidad de 43 kilómetros por hora, siete por debajo de la máxima permitida. Tras el accidente, el conductor fue apartado de la escena por los agentes mientras los equipos del Sistema de Emergencias Médicas trataban de reanimar sin éxito a Teresa, que estaba en estado crítico y murió allí mismo, bajo el convoy. El servicio estuvo interrumpido hora y media.

Un ramo de flores de color rosa presidía ayer la esquina entre la avenida del Marquès de Montroig y la calle de la Primavera. A unos 500 metros, en un bloque de viviendas de nueva construcción de Sant Roc, un barrio popular con población gitana, se encuentra estos días parte de la familia de Teresa, entre ellos el marido. Todos van de luto y regresan de una misa en la iglesia evangélica. "Deberían quitar este tranvía, porque no ayuda ni sirve para nada. Además, nadie paga. Si no lo quitan, al menos que pongan seguridad", lamenta el marido de la víctima.

No es la primera vez que el tranvía lleva el infortunio a esta familia de Badalona. Hace apenas un mes, un nieto de Teresa de nueve años sufrió lesiones en la pierna tras recibir el impacto del tranvía en Glòries.

Familiares de Teresa, ayer, de luto en el barrio de Sant Roc de Badalona
Familiares de Teresa, ayer, de luto en el barrio de Sant Roc de BadalonaCRIS IZQUIERDO

Sobre la firma

Periodista especializado en información judicial. Ha desarrollado su carrera en la redacción de Barcelona, donde ha cubierto escándalos de corrupción y el procés. Licenciado por la UAB, ha sido profesor universitario. Ha colaborado en el programa 'Salvados' y como investigador en el documental '800 metros' de Netflix, sobre los atentados del 17-A.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción