Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Moody's avisa de una posible rebaja de nota a las grandes economías

Las grandes economías se arriesgan a perder la máxima nota que les otorga la agencia de calificación Moody's. Francia, Alemania, Reino Unido e incluso Estados Unidos presentan unos "desafíos ligados a los ajustes presupuestarios que implican que el camino por recorrer hasta una rebaja de la nota se ha reducido", explicó ayer eufemísticamente la agencia en un comunicado. Es decir, si las tensiones presupuestarias no se alivian, esos países perderán la triple A que hasta ahora disfrutan.

Mucho más cerca de esa rebaja está España. A finales de junio, la agencia estadounidense ya advirtió de que podría rebajar uno o dos escalones la calificación otorgada a la deuda española (todavía la máxima) antes del próximo octubre. El motivo esgrimido para colocar a la economía española bajo vigilancia negativa fue la debilidad de las previsiones de crecimiento del producto interior bruto (PIB).

Algo similar alega ahora Moody's para advertir sobre posibles descensos en estas cuatro economías. La agencia destaca la necesidad que tienen de reactivar el crecimiento, pues no disponen de más margen presupuestario para sostenerlo.

Reformas

Asimismo insta a esos cuatro países a sanear las finanzas públicas a medio y largo plazo, lo que implica hacer frente al envejecimiento de la población, según subraya el comunicado. Francia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos se enfrentan ahora a desafíos "ligeramente distintos de los que tenían planteados hace algunos meses". La agencia considera críticas estas reformas.

"El debate sobre el momento oportuno del ajuste fiscal se ha puesto en primer plano de manera efectiva por parte de las mayores economías europeas con calificación AAA, ya que todas pretenden reducir sus déficits", aseguró el vicepresidente del grupo de riesgo soberano de Moody's, Alexander Kockerbeck.

Moody's hace distinciones entre la situación europea y la estadounidense respecto a los desequilibrios. Mientras los países europeos "ya han comenzado a aplicar medidas para reducir sus déficits", la puesta en marcha de una estrategia de estabilización de la deuda "está apenas comenzando en Estados Unidos".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de agosto de 2010