Días de diversión

Las fiestas del consenso

Las tres principales formaciones políticas de Vitoria reconocen el éxito del modelo de La Blanca

Con la subida del Celedón hasta la torre de la iglesia de San Miguel a eso de la medianoche concluyeron ayer 126 horas de fiesta ininterrumpida que han agitado Vitoria desde que el 4 de agosto el aldeano de Zalduendo anunció el comienzo de La Blanca. Un modelo de fiesta que respaldan con unanimidad los tres principales grupos municipales, que pueden ser los responsables de organizar la edición de 2011. Porque, no se olvide, quizás para entonces la capital alavesa tenga nuevo alcalde o "alcaldesa", como matizó Malentxo Arruabarrena, la portavoz del PNV, la única formación que todavía no ha elegido candidato.

La propia Malentxo reconocía ayer que La Blanca está "muy bien diseñada, de tal modo que cada uno puede ir a lo que le gusta, sin realizar grandes desplazamientos". Una virtud que también destacaba Javier Maroto, portavoz del Partido Popular en el consistorio y su candidato a la alcaldía, con una buena valoración en las encuestas, según su formación. "Son unas fiestas para todo el día, con un programa ininterrumpido que permite estar todo el tiempo en la calle; son para vivirlas en familia y con los amigos".

La oposición sugiere cambios de ubicación y mejores conciertos

El candidato popular recordaba el consenso que caracteriza el programa festivo. "En su diseño han participado las tres principales fuerzas políticas de la ciudad. Desde que las pusiera en marcha el alcalde nacionalista José Ángel Cuerda, hasta la aportación que ofrecimos desde el PP con Alfonso Alonso como edil mayor, para concluir con las propuestas que han introducido los socialistas".

En este sentido, la teniente de alcalde, Maite Berrocal, destaca que este 2010, La Blanca ha vuelto a confirmarse como "las fiestas de la participación y el buen ambiente". También destaca que "ha sido la fiesta del mejor deporte gracias a eventos como la final mundial de Cesta Punta, o la presencia de la campeonísima selección española de baloncesto". Berrocal también apuntaba la creciente presencia de turistas.

Como se puede suponer, el actual equipo de gobierno no encuentra fallas en la programación, si acaso, como comentaba su teniente de alcalde para 2011, "cuatro o cinco graditos más de temperatura". Pero la oposición ya avanzaba algunas sugerencias. Arruabarrena pedía un cambio en la ubicación de los actos vinculados con la cultura vasca, que se programan en la plaza del Matxete. "No cabemos, es la queja continua durante estos días, además de que se tienen que hacer más presentes, porque se trata de difundir nuestra cultura", y dejaba caer una sugerencia: "La plaza de la Virgen Blanca está infrautilizada".

El popular Maroto apuntaba dos novedades si llegara a la alcaldía, "siempre en función del presupuesto". "Por un lado, un concierto de renombre internacional el viernes o el sábado para afianzar los visitantes de los alrededores e impulsar nuestra hostelería; por otro, trasladar juegos infantiles de calle al centro de la ciudad".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción