Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La investigación sobre la trama corrupta Gürtel

López Viejo alertó a la trama en 2006 de que el PSOE investigaba sus contratos

Altos cargos autonómicos mintieron en la Asamblea sobre las adjudicaciones

La investigación judicial del caso Gürtel, la más extensa trama de corrupción de la democracia vinculada a un partido político, el PP, ha permitido conocer a la Policía que los colaboradores del que fue mano derecha de Esperanza Aguirre para todos sus actos institucionales, el ex consejero Alberto López Viejo, alertaron a la red de Francisco Correa en junio de 2006 de que el grupo parlamentario socialista estaba investigando en la Asamblea de Madrid supuestas irregularidades en la adjudicación de contratos por parte de distintos departamentos del Gobierno autónomo.

Los colaboradores de López Viejo, según la investigación policial, remitieron el orden del día de una comisión de vigilancia de las contrataciones a los responsables de la trama corrupta, que para entonces y desde la llegada de Esperanza Aguirre al Gobierno de la Comunidad de Madrid, se encarga de los actos institucionales de la presidenta.

La oposición preguntó por una adjudicación a una empresa nueva

La Comunidad falseó la solvencia de una firma de la red Gürtel

En esa comisión, el socialista Óscar Monterrubio intentó conocer los motivos que habían llevado a distintas consejerías autonómicas a encargar a dedo una serie de trabajos a empresas de la trama corrupta, Boomerangdrive y Good and Better, cuya solvencia y experiencia eran más que dudosas, pues habían logrado los trabajos sólo unos días después de haber sido creadas.

Los secretarios generales técnicos de las consejerías de Presidencia, Empleo e Inmigración respondieron como pudieron, en algún caso con mentiras, para justificar las adjudicaciones, y se desvincularon de las mismas aludiendo en sus respuestas a que alguien, nunca dijeron quién, había aconsejado su contratación.

En la comisión de vigilancia, el PSOE se interesó por numerosos contratos adjudicados a dedo para celebraciones del Día Internacional de la Mujer o actos a favor de la Inmigración presididos por Aguirre y pagados por las consejerías de Inmigración, Empleo o Presidencia. Lo que sigue es un resumen de esa comisión.

Óscar Monterrubio (PSOE): "Good and Better, la empresa a la que se adjudicó el contrato para marzo, se constituyó el 11 de enero de ese mismo año; la persona que realiza el acto se hace cargo de esa empresa el 3 de febrero. ¿Cómo la consejería, y la dirección general, asigna a esta empresa creada en enero un contrato para organizar un acto el 8 de marzo? ¿Qué criterios se aplican para buscar a esta empresa o cómo aparece esta empresa encima de la mesa del órgano que hace la contratación?".

Altos cargos regionales: "No conozco la información que me ha facilitado sobre las fechas de constitución, lo que sí me han manifestado es que esta empresa ha debido desempeñar una labor muy activa, pues ya contaba con una cartera de clientes en el ámbito privado, como podía ser Repsol, el Banco de Santander o el Ayuntamiento de Zaragoza. No sé si llegó a través de referencias de actos que habían visto en la dirección general, que participa en muchos foros y, probablemente, uno de esos foros lo habría organizado esa empresa".

Las declaraciones de los altos cargos del Gobierno regional, todos ellos secretarios generales técnicos, estaban llenas de mentiras o inexactitudes. Para cuando se adjudicó el contrato a Good and Better, esta empresa no había hecho ningún trabajo para Repsol, el Banco Santander o el Ayuntamiento de Zaragoza y, por otra parte, era muy difícil que alguien hubiera participado en foros organizados por Good and Better porque el contrato de la Comunidad fue, prácticamente, el primero que tuvo desde su creación, según se deduce de las declaraciones de actividades de esta empresa que figuran dentro del sumario del caso Gürtel. En 2006, la fama de Special Events, la empresa con la que Francisco Correa empezó a hacer negocio con Gobiernos del PP, había sufrido ya varios varapalos y estaba bajo sospecha porque el PSOE había denunciado en los ayuntamientos de Madrid y Majadahonda adjudicaciones supuestamente irregulares a esta firma, a la que vinculaban con el PP pues era la que se encargaba de los actos electorales.

Correa decidió entonces crear nuevas empresas para que hicieran el mismo trabajo que Special Events, que redujo mucho su facturación hasta desaparecer prácticamente en 2008. Las empresas que sucedieron a Special Events fueron Easy Concept, Boomerangdrive, Good and Better, Diseño Asimétrico y Servimadrid Integral.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de agosto de 2010