Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Educación anula la cesión de un local a una asociación de vecinos

La Asociación de Vecinos Valle-Inclán, en el barrio de Prosperidad, es una institución con solera: 450 socios y 35 años. Llevan los últimos cinco utilizando como centro de operaciones un local cedido gratuitamente por la Consejería de Educación. El contrato finalizaba el 30 de junio y, según ellos, todo hacía presagiar que se renovaría. Pero no ha sido así. La Comunidad les dio el viernes un plazo de 48 horas para desalojar el inmueble y devolver las llaves. En la asociación lo tienen claro: "No nos vamos".

El local, situado en la calle de Luis Cabrera, 51, es un semisótano de 600 metros cuadrados. Ayer, decenas de personas, expectantes ante la posibilidad del desalojo, hacían guardia dentro. María Gainzaráin, presidenta de la asociación, explica que el local llevaba 10 años cerrado y en muy malas condiciones. "No tenía ni permiso de habitabilidad. Nos gastamos 50.000 euros en las obras de mejora". Durante estos cinco años han desarrollado una intensa labor social en el barrio y afirman que en los últimos meses la Consejería llegó a comunicarles de manera informal que "no se preocuparan" porque el contrato se prorrogaría.

Ayer finalmente no se cumplió el desalojo, pero en la asociación anuncian que "seguirán en guardia" y con la esperanza de alcanzar un acuerdo. Además, han presentado un recurso contra el procedimiento de recuperación iniciado por la Comunidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de agosto de 2010