Israelíes y palestinos acuerdan preservar la Vieja Jerusalén

El pacto garantiza una estrecha vigilancia sobre las obras en la zona

Israelíes y palestinos lograron ayer ponerse de acuerdo acerca de la preservación de la Ciudad Vieja de Jerusalén en el marco de una reunión de la Unesco. La decisión supone la reedición de un plan de conservación ya existente sobre este lugar, patrimonio de la humanidad. La novedad consiste en que palestinos e israelíes -también Jordania- han llegado a un consenso tras intensas negociaciones entre bambalinas sobre un texto relacionado con la fraccionada y disputada Ciudad Vieja de Jerusalén, que Israel se anexionó en 1967. "Mediante este acuerdo, las partes se comprometen a permitir una estrecha vigilancia de todas las construcciones de la ciudad amurallada", explicó una portavoz de Unesco por teléfono desde Brasilia.

Uno de los puntos de fricción fueron las excavaciones israelíes en las inmediaciones de la Explanada de las mezquitas. "En este momento hay proyectados 13 túneles israelíes en el subsuelo y alrededor de la Ciudad Vieja y Al Haram al Shariff", declaró la embajadora jordana, Dina Katar, durante la reunión del comité de Patrimonio Mundial celebrada en Brasilia. Al final, el texto del acuerdo consultado por este diario recoge las aspiraciones palestinas y jordanas al establecer que la Unesco "reconoce la preocupación acerca de las excavaciones arqueológicas israelíes y de las obras en la Ciudad Vieja a ambos lados de las murallas y en sus muros y pide a las autoridades israelíes que proporcionen toda la información relevante".

Por otra parte, en Gaza, Hamás clamó ayer venganza por la muerte de Issa Batran, comandante del movimiento islamista muerto por un misil israelí. Israel indicó que el ataque responde al disparo de un cohete desde la franja el día anterior, que aterrizó en la ciudad de Ashkelón.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS