Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Filmax solicita el concurso de acreedores y achaca su enorme deuda a la piratería

La piratería ha ahogado a Filmax, distribuidora y productora cinematográfica, que ayer presentó en el Juzgado Mercantil número 4 de Barcelona el concurso de acreedores para la matriz, Filmax Entertainment, y otras cinco filiales. Entre todas acumulan una deuda de 174 millones de euros. El negocio de distribución, dicen fuentes internas, no ha podido hacer frente a la venta ilegal. La empresa intentó reorganizar el negocio, pero no llegó a tiempo. De momento, solo algunas productoras y salas de cine seguirán adelante.

Hace poco más de un año Filmax, controlada por los hermanos Fernández, que poseen el 57,2% de la misma, logró renegociar su deuda con el grupo bancario de 41 entidades. La caída de ventas de DVD (con la que pasó de facturar 35 millones en 2005 a cerca de cinco millones el pasado ejercicio) le llevó a marcarse una nueva hoja de ruta: entre los dos negocios que domina, la distribución y la producción, reduciría al mínimo el primero e impulsaría el segundo, que gracias al éxito de películas como REC, le había reportado bastantes alegrías. Además, reduciría su plantilla de 400 empleados a la mitad. La banca aceptó entonces. Pero un año después, con la deuda al alza, no ha ofrecido otra oportunidad. No ha permitido convertir paulatinamente la deuda en créditos participativos ni aportar más liquidez. Filmax, con capital 100% español, tiene fondos públicos estatales (a través del SEPI), gallegos, valencianos y catalanes (ICF Holding).

Al margen de la matriz, las firmas que ahora entrarán en concurso (aquellas con las que se avaló el crédito sindicado con la banca) son las distribuidoras Sogedasa, Filmax Pictures y Bren Entertainment, así como las productoras Castelao Productions y Filmax Animation. Cuatro filiales se han salvado del proceso concursal y mantienen intacta su actividad: las productoras A Fonsagrada y Castelao Pictures (que actualmente rueda una serie para TV-3 y las películas Copito de Nieve y Mientras duermes) y las salas de proyección Pedrosa (Barcelona) y Plan Galicia (A Coruña).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 31 de julio de 2010