Reportaje:

El último éxodo a América

A Coruña muestra 73 fotos de Alberto Martí sobre la emigración ultramar

Entre los cientos de miles de negativos de su larga trayectoria como fotógrafo, Alberto Martí (A Coruña, 1922) no sabía que guardaba parte de la memoria de Galicia de mediados del siglo XX: el segundo éxodo masivo a América de compatriotas a bordo de grandes transatlánticos que salían de los puertos de A Coruña y Vigo. Escenas entre maletas y baúles de lágrimas, despedidas, rostros entre la esperanza y la desazón. "Yo sólo me preocupaba de tener una fotografía para el periódico del día siguiente", explica Martí, que fue reportero gráfico durante medio siglo en La Voz de Galicia.

Pero tenía más que eso, testimonios en imágenes de vidas enteras ante la encrucijada de la emigración ultramar, una travesía que emprendieron medio millón de españoles en la década de 1950-1960. El 42% (220.000) eran gallegos y para muchos, procedentes del interior, tomar el barco en A Coruña y Vigo representaba ver por primera vez el mar.

La mayoría de las 73 fotografías en blanco y negro que componen la exposición Os adeuses que puebla desde ayer las paredes de la Fundación Barrié de la Maza en A Coruña nunca habían sido reveladas. Las instantáneas fueron realizadas entre 1957 y 1963, durante el último éxodo migratorio a América.

Martí retrató decenas de despedidas como las de tres abuelas vestidas de negro que embarcan abrazadas a un bastón o un banquillo de madera como si la vida se les fuese en ello. Captó nacimientos y muertes a bordo, como la llegada, desembarco y posterior entierro en su Mera natal de una joven que murió en la travesía transatlántica. Y también regresos, unas imágenes en las que predomina la religión por la gran cantidad de curas o monjas, incluso el desfile de hermanas con tocado con forma de platillo volante, que hicieron la travesía ida y vuelta a América para velar por la salud espiritual de sus compatriotas.

Cuando se habla de fotografías de la emigración, el icono es Manuel Ferrol, cuenta José Caruncho, también fotógrafo y artífice de esta exposición. "Pero los trabajos de Martí no desmerecen en nada, porque son de una gran inocencia e incluso ignorancia porque Martí no conocía las tendencias fotográficas del momento", subraya Caruncho.

Un apartado de la muestra, abierta hasta el 5 de septiembre, retrata con una docena de imágenes la llegada en febrero de 1961 al puerto de Vigo del barco portugués Santa María, que fue secuestrado con todo su pasaje durante un mes por el Directorio Revolucionario Ibérico de Liberación cuando hacía la ruta Caracas-Lisboa-Vigo.

A la izquierda, tres mujeres embarcan en el puerto de A Coruña en 1962. A la derecha, imagen de dos niños que perdieron el barco en la dársena coruñesa en 1960.
A la izquierda, tres mujeres embarcan en el puerto de A Coruña en 1962. A la derecha, imagen de dos niños que perdieron el barco en la dársena coruñesa en 1960.ALBERTO MARTÍ
Una mujer observa varias de las imágenes, ayer en la Fundación Barrié de A Coruña.
Una mujer observa varias de las imágenes, ayer en la Fundación Barrié de A Coruña.GABRIEL TIZÓN

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS