Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un soldado ya detenido centra la investigación de la filtración

La investigación interna de la filtración de los documentos clasificados sobre la guerra de Afganistán se centra principalmente en el soldado Bradley Manning, detenido en Irak el 26 de mayo después de alardear ante un pirata informático de que tenía acceso a redes secretas del Pentágono y que había filtrado valiosos documentos a Wikileaks. Aunque todavía no se han presentado cargos concretos contra él, diversos funcionarios del Departamento de Defensa revelaron ayer que centran sus investigaciones en las maniobras en la Red de ese soldado mientras estaba destinado en Irak.

Manning se encuentra detenido en Kuwait desde de que el pirata informático Adrian Lamo le delatara. Este difundió parte de sus conversaciones porque pensó que el soldado, que era analista del Ejército y tenía acceso a material clasificado, estaba poniendo en riesgo la seguridad nacional. "Soy un analista de espionaje del Ejército, destinado en la zona este de Bagdad, estoy a la espera de ser apartado de mis funciones por lo que llaman desorden de adaptación", le dijo en una ocasión. "¿Qué hubieras hecho si tuvieras acceso sin precedentes a redes clasificadas durante 24 horas al día, siete días a la semana, durante ocho meses?".

Según admitió entonces, Manning había enviado a Wikileaks dos polémicos vídeos con matanzas de civiles.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 29 de julio de 2010