Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los expertos temen que el recorte del Estatuto genere más conflictos

"Ahora sabemos que no somos una comunidad foral, que hay otros estatutos como el nuestro que no han sido impugnados. Y además, que ya no somos la segunda autonomía en orden de importancia, sino la cuarta o la quinta". Estas afirmaciones de Joaquim Ferret, catedrático de derecho de la Universidad Autónoma de Barcelona, dan idea del clima de pesimismo que ayer predominó durante unas jornadas celebradas en el Colegio de Periodistas en las que seis expertos del ámbito de las ciencias jurídicas y políticas debatieron la sentencia del Estatuto dictada por el Tribunal Constitucional.

Según los ponentes, la sentencia, que no dudaron en calificar de "desahogo emocional", abre la veda a la confusión y la disputa en ámbitos como la política lingüística, cuyas leyes "ya habían sido referndadas por otro Tribunal Constitucional más sensible que este", afirmó el letrado del Parlament Antoni Bayona. "Ahora", prosiguió el abogado, "se ha abierto la caja de los truenos en la enseñanza o la educación. Alguien podrá alegar desconocimiento del catalán, pero no del español".

Respecto a las competencias, los expertos afirmaron que el Tribunal Constitucional "las dilapida completamente", con lo que se inicia, en su opinión, un gran periodo de incertidumbre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de julio de 2010