industria cultural / música

Mínimo histórico en las ventas de música en España

El auge del mercado digital legal no basta para paliar la crisis del sector

La industria musical española no levanta cabeza. El último informe de la Asociación de Promotores de Música de España (Promusicae), publicado ayer, revela que en el primer semestre de 2010 se han alcanzado mínimos históricos en las ventas de música en nuestro país. Con estos datos, la industria acarrea nueve años de pérdidas.

La caída en las ventas ha sido de un 12% en el sector respecto a las cifras de la primera mitad de 2009. Esto ha dejado a la industria con unos ingresos de 77 millones de euros -la cifra más baja de su historia según el informe- frente a los 87,7 recaudados en el mismo periodo el año pasado.

No hace falta irse muy atrás en el tiempo para darse cuenta de la paulatina caída de la industria musical. En 2008 los ingresos del sector fueron de 126,5 millones de euros, y si retrocedemos hasta los primeros años de la década, los beneficios de las discográficas ascendían a 250 millones.

2010 es el noveno año consecutivo de pérdidas para la industria musical
Promusicae pide medidas contra las redes P2P para arreglar la situación

Más información

De los 77 millones de euros que ha ganado la industria musical española en este primer semestre de 2010, 57 corresponden al mercado físico, integrado principalmente por la venta de CDs. Los sellos discográficos han perdido un 21% de beneficios respecto a 2009, año en el que el sector se embolsó 72,4 millones con estos formatos.

El dato positivo viene de la industria digital legal, que ha ascendido de los 15 millones de euros de beneficios del año pasado a los casi 20 de este. La música descargada legalmente a través de la red y de los teléfonos móviles ha incrementado las ganancias de la industria musical en un 29,5%, gracias a la publicidad y a las suscripciones.

El presidente de Promusicae, Antonio Guisasola, cree que los datos del mercado digital legal, que ya supone el 25,8% de la música vendida en España, son "insuficientes para paliar la situación de la industria discográfica". Para Guisasola, los datos positivos representan un incremento del uso en los que eran ya consumidores habituales de las plataformas de descarga legal. "No creo que la gente esté concienciada en la lucha contra la piratería. Lo único que ha cambiado es que los que participaban del mercado digital legal, ahora lo hacen con más asiduidad", explica Guisasola.

Promusicae achaca el "hundimiento" del sector a la crisis económica y a la "impunidad ante el intercambio ilegal de archivos". En palabras del presidente, lo que hacen falta son "medidas inmediatas que acaben con el expolio" de su trabajo.

Guisasola considera "incomprensible" que la única solución que haya aportado el Gobierno sea la Ley de Economía Sostenible, que "está varada en el Parlamento sin ninguna previsión de que salga adelante en 2010". Asimismo, opina que el verdadero problema son las redes peer to peer o P2P, que se basan en el intercambio de música y contenidos entre usuarios, y que son las culpables de que España supere la media europea de descargas no autorizadas.

Como solución, propone el modelo legal francés, que también se aplica en países como Reino Unido o Suecia. Según este sistema, al usuario de redes de intercambio de archivos se le dan tres avisos, y si tras los mismos continúa descargándose música u otros contenidos sin autorización, las autoridades suspenden su conexión a internet. "Lo ideal es que se ponga en marcha un modelo de concienciación de la ciudadanía, y que sea algo más disuasorio que represor", explica el presidente de Promusicae.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 22 de julio de 2010.