Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Maceda deja a 40 ancianos sin ayuda a domicilio por falta de fondos

La mitad de los ancianos usuarios del programa municipal de Axuda no Fogar del municipio ourensano de Maceda (40 personas de algo más de 80) estarán más de un mes sin asistencia. El alcalde, el nacionalista Xavier Oviedo, decidió reducir el personal de este servicio para cuadrar las cuentas del Ayuntamiento en época de crisis. "Con el desembolso de las nóminas de este programa no podíamos hacer frente al resto de los pagos municipales", destaca el regidor, quien asegura que el servicio se retomará a pleno rendimiento el miércoles de la próxima semana.

Oviedo prescindió de cinco trabajadoras (pasó de 13 a ocho empleadas) a quienes, desde la ruptura de la coalición con el PSOE, no renovó el contrato. "Salía muy caro", señala el alcalde al referirse al asunto que rompió el bipartito. Oviedo dice que la ex concejala de Asuntos Sociales, la socialista Ana María Rodríguez, quería reducir gastos "en todas las áreas menos en la de ella".El regidor sale al paso de la denuncia realizada por Rodríguez quien alerta de que los mayores no asistidos durante este mes están pendientes de valoración de su grado de dependencia. "La supresión de la ayuda supone una merma en su autonomía para disfrutar en su propio hogar de una calidad de vida lo más digna posible", explica la actual portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Maceda. Pero Oviedo asegura que los ancianos "no están abandonados; dentro de unos días tendrán de nuevo el servicio". Para ello, el Ayuntamiento contratará a dos personas más con los fondos de cooperación local "para que nos salgan gratis".

Durante el lapso de tiempo que los mayores con dependencia se han quedado sin servicio la Concejalía de Asuntos Sociales ha estado reestructurando la atención a domicilio "cuadrando de nuevo los horarios", explica el alcalde de Maceda.

La socialista sostiene que el programa que se está reestructurando está regulado por una ordenanza aprobada por unanimidad en el pleno y refrendado por la Consellería de Traballo e Benestar, además de "subvencionado en parte por el plan concertado".

La ex concejala de Asuntos Sociales destaca, además, que hace más de un mes que hay dos auxiliares gratuitas para el Ayuntamiento contratadas a jornada completa por un periodo de seis meses y lamenta que el alcalde "no tenga la sensibilidad de incorporarlas a un servicio básico para la población envejecida" del municipio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de julio de 2010