Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Seis árbitros para la 'Champions'

La FIFA aprueba extender a la próxima Liga de Campeones el "experimento" de incorporar un colegiado más tras cada portería, como en la pasada Liga Europa

Ciento sesenta y dos años después de la aprobación del primigenio reglamento del fútbol entre los muros de la Universidad de Cambridge, la subcomisión técnica del International Football Association Board (IFAB), organismo dependiente de la FIFA, aprobó ayer ampliar el "experimento" de dos árbitros adicionales, junto a cada una de las porterías, para las dos próximas temporadas. De acuerdo con los criterios que impone la FIFA, en la reunión se aprobaron las solicitudes de la UEFA para la Liga de Campeones 2011 y 2012, para la Liga Europa de los dos mismos cursos, así como la Supercopa de la UEFA 2010 y 2011. Además, la Federación Francesa de Fútbol también ha solicitado probar el nuevo sistema en la próxima Copa de la Liga.

Ochenta años después de su aparición, se retoma la figura de los 'jueces de portería'

Los 21 comisionados con porte ceremonioso se reunieron en un bucólico paraje de Cardiff, Gales, para deliberar acerca de las mejoras que se pueden incorporar al fútbol en tiempos de polémicas postmundialistas. Y resolvieron añadir factor humano. La FIFA y la subcomisión técnica confirmaron en la misma reunión que el asunto de la tecnología en la línea de meta figurará en el orden del día de la próxima reunión de trabajo anual, en octubre de 2010.

El experimento que ahora se aprueba no es sino la extensión del protocolo arbitral que se usó la pasada campaña en la Liga Europa, antigua Copa de la UEFA. Ochenta años después de su primera aparición, se recuperó la figura de los árbitros de portería que se colocaban tras la línea de fondo para asistir al árbitro principal del partido. Los árbitros adicionales, como los llama la UEFA, vinieron a sumarse al tradicional trío arbitral y al cuarto árbitro. Un total de seis árbitros para un resultado desigual que por momentos llegó a desmentir el axioma de que doce ojos ven más que seis. "Me parece genial, mi experiencia fue muy buena. Lo malo es que hay que adaptarse a la nueva situación. Lo principal será que haya buena comunicación entre el equipo arbitral. Hay que ver cómo responden en situaciones difíciles y partidos importantes dos personas que están paradas durante gran parte del partido", cuenta Texeira Vitines, árbitro de Primera División que el año pasado pitó en la Liga Europa.

Uno de los equipos que se consideró agraviado por el gremio arbitral en la pasada edición fue el Valencia. El paradigma de su indignación fue el penalti no pitado a su delantero Nikola Zigic en el partido de vuelta de los cuartos en el Calderón. Antonio López se colgó del cuello del delantero para compensar su duelo desigual con los 2,02m del serbio. El mástil cayó con la camiseta desgajada a un palmo del árbitro de la línea de fondo, que no pitó nada. "Nunca vi un penalti más claro", declaró Zigic. "Todo lo que sea ayudar será beneficioso pero tienen que tener criterios unificados y capacidad de decisión, o serán meros objetos decorativos", explica Juan Carlos Carcedo, segundo entrenador del Valencia, que recuerda la parafernalia que suponía cada partido de Liga Europa. "Había reuniones previas de los delegados federativos y antes de cada partido teníamos que atender a peticiones relativas a las equipaciones o la publicidad de las camisetas. Aspectos externos poco importantes", recuerda.

El gol fantasma de Lampard ante Alemania y el primer gol de Argentina sobre México en los octavos del pasado Mundial reabrieron la polémica sobre la implantación de la tecnología en el fútbol. "En el mundo en el que vivimos no tiene sentido renunciar a ayudas tecnológicas que pueden subsanar en segundos errores trascendentales a nivel deportivo y económico", cuenta Carcedo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de julio de 2010