Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tribunal de Cuentas asesta un nuevo golpe al PNV en el 'caso Margüello'

Ratifica las irregularidades en los contratos y la incompatibilidad de los médicos

El Tribunal Vasco de Cuentas Públicas ratificó ayer con su informe definitivo sobre el caso Margüello las irregularidades y las incompatibilidades acontecidas en la contratación de varias empresas con el anterior Departamento de Sanidad para cubrir servicios de Osakidetza. El informe confirma también que tres facultativos del Servicio Vasco de Salud con participación en empresas que lograron conciertos con Sanidad -José Carlos Margüello, Francisco Javier Zubiaga y Eduardo Climent- incurrieron en incompatibilidades ya que no podían hacerlo.

El órgano fiscalizador asesta así un nuevo golpe al PNV, partido bajo cuyo gobierno ocurrieron las irregularidades entre 1996 y 2008. Su informe añade al caso Margüello, como ya lo hacía el estudio provisional, nombres como el de los ex viceconsejeros de Sanidad Javier Sáenz de Buruaga y Rafael Cerdán. Estos eran los máximos responsables de algunos de los organismos en los que se produjeron "actos no ajustados a las normas", tal y como reza el informe provisional.

Las alegaciones triplican el informe de este órgano fiscalizador El informe final coincide "sustancialmente" con el provisional

El Tribunal de Cuentas relata cómo a lo largo de doce años, especialmente a partir de 2004, hubo irregularidades en la contratación de servicios de Osakidetza. Estas anomalías se produjeron en los procedimientos de adjudicación de los contratos -con trámites como el de emergencia, restringido a situaciones como las catástrofes-, los aumentos de tarifas y las prórrogas de varios conciertos.

El informe sostiene que las prórrogas de un contrato adjudicado a Medical Dom, una de las empresas en las que los tres facultativos han tenido participaciones, no cumplían las normas. Esta empresa obtuvo ampliaciones de contratos superiores a los cinco años permitidos por ley, que le llevaron a cubrir durante 14 años el servicio de atención domiciliaria urgente en Euskadi.

El órgano fiscalizador ha estudiado ocho empresas vinculadas a los tres médicos -principalmente a Margüello, amigo del ex consejero Gabriel Inclán y ex jefe de Calidad del Hospital de Cruces que ha sido suspendido por seis años por el centro sanitario- y 19 contratos de estas con Sanidad. Entre las empresas, Medical Dom, cuyos apoderados eran Margüello, Climent y Zubiaga, es la principal beneficiada, con 25,6 millones de euros en contratos. Al listado de compañías se suman otras como Rehabilidom, Mes Formación, Gestión de Servicios Sanitarios XXI y Progenika Biopharma, empresa de la que el ex jefe de Calidad de Cruces es consejero desde 2004. La autorización de funcionamiento de Gestión de Servicios Sanitarios XXI por parte de la Dirección Territorial de Vizcaya en 2006 también se considera irregular. En total, todos los contratos de Sanidad con estas empresas ascendieron a 33,5 millones de euros.

El informe, elaborado a petición del Parlamento, fue aprobado ayer después de una larga fase de alegaciones, prolongada por el propio tribunal para garantizar que todas las personas citadas en el escrito pudieran presentar las suyas. Tanto los tres facultativos como dos ex consejeros y todos los órganos implicados han presentado sus objeciones. De este modo, las alegaciones prácticamente triplican el propio informe, de 20 folios. Según fuentes del tribunal, el informe coincide "sustancialmente" con el contenido del informe provisional. Eso sí, ha incorporado alegaciones del ex consejero de Sanidad, Iñaki Azkuna, y de la Oficina de Control Económico. El estudio se remitirá ahora a las personas y organismos vinculados al informe y al Parlamento. Entonces el tribunal procederá a hacer público su contenido, probablemente a principios de la próxima semana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de julio de 2010

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >