Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El debate de la nación más crítico

El PNV se muestra dispuesto a dialogar, pero con gran recelo

Erkoreka reprocha al presidente sus cambios de alianzas

"Nuestra actitud es la habitual; dispuestos a dialogar y si es posible, a pactar, conscientes de la gravedad de la situación económica, pero la experiencia nos obliga a recelar". Esta declaración de principios del portavoz del PNV, Josu Erkoreka, fue el colofón de un discurso crítico, contra el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, en el que aunque hubo mano tendida, los reproches fueron constantes. Pero el presidente del Gobierno respiró, una vez escuchado que los peneuvistas no cierran la puerta a dialogar sobre las reformas propuestas por el jefe del Ejecutivo. "Expreso solemnemente la voluntad de mantener el diálogo y la relación fluida con el PNV", señaló Zapatero. Ahora bien, no tuvo más remedio que responder a la catarata de críticas del portavoz peneuvista.

"La España plural y la España social, sus dos pilares, están hechas unos zorros", sentenció Erkoreka. La sentencia del Tribunal Constitucional sobre Cataluña, y los recortes que han levantado a los sindicatos, son las razones que citó Erkoreka para justificar su aseveración.

También los supuestos incumplimientos del Gobierno sirvieron de hilo conductor del portavoz nacionalista. Y en este contexto, y como nuevo reproche, hizo valer el apoyo de su grupo a los Presupuestos Generales del Estado vigentes. "¿Se imagina qué hubiera pasado si no apoyamos los Presupuestos?". Y se respondió: "Actuamos con responsabilidad, apostamos por un presupuesto de crisis para evitar la crisis de estar sin presupuesto", rememoró Erkoreka. Lo cierto es que el PNV recordó que había contrapartidas a ese apoyo. Uno, el "blindaje" del Concierto vasco, ahora recurridos por los Gobiernos de Castilla y León y La Rioja, los dos gobernados por el PP. La queja a Zapatero es que los socialistas de La Rioja han apoyado ese recurso. También los socialistas se comprometieron a apoyar el proyecto del Puerto de Pasajes, ahora reducido a la mitad, con un anuncio unilateral. Pero en el ecuador de la legislatura al PNV no le parece serio la variedad de pactos, tanto la geometría variable como "la geografía". Zapatero fue sincero: "La geometría variable no es una elección, es una realidad".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de julio de 2010