Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

1.500 profesores menos

Los directores de instituto denuncian un recorte de al menos cuatro profesores por centro para el curso que viene

La directora coge el micro y habla de una forma tan gráfica como contundente. "Es una patada a la educación pública", dice. Interviene en mitad de una asamblea de colegas, ante los 157 directores de institutos madrileños que ayer, a mitad de julio, asistieron a una reunión para denunciar que el año que viene dispondrán de 1.500 profesores interinos menos, una "brutal reducción" por el recorte "unilateral" de la Consejería de Educación.

La reducción de docentes es consecuencia de la aplicación de las instrucciones de la Consejería de Educación para el curso 2010-2011, comunicadas por la inspección a los 324 institutos de Madrid a principios de julio, cuando ya no quedaban docentes en los centros. "Han esperado que estuviésemos solos para hacerlo a traición", protestaba ayer otra de las directoras presentes en el encuentro convocado por ADIMAD (la Asociación de Directores de Instituto de Madrid, que representa a más del 80% de los centros) para denunciar que la reducción -entre cuatro y cinco profesores menos en cada centro público de Secundaria, Bachillerato y FP- les impedirá "cubrir las mínimas necesidades educativas", lo que "a medio plazo puede suponer su cierre" y significa "un retroceso de más de 10 años para la enseñanza pública".

Educación justifica el cambio de plantilla por el aumento de horas lectivas

La rebaja afectará a los alumnos más necesitados, según los docentes

Los directores denuncian que no podrán poner en marcha laboratorios o talleres ni dispondrán de plantilla suficiente para ofrecer refuerzos a los alumnos más rezagados. No tendrán recursos para garantizar "una enseñanza secundaria y una Formación Profesional de calidad", según el comunicado que secundaron ayer todos los presentes, la mitad de los directores de instituto de Madrid.

La Consejería niega que haya recortes. Según un portavoz, pueden haberse registrado variaciones en algunas plantillas porque en años anteriores los profesores hicieran menos horas lectivas de las que tenían que cubrir.

Casi 22.300 profesores fijos dan clase de Secundaria, Bachillerato y FP en la región, según los datos oficiales. A esos docentes hay que añadir una media de 2.000 interinos de refuerzo cada curso, según estimaciones de CC OO. Con el recorte denunciado por los directores, quedarían reducidos a una cuarta parte. ADIMAD remitió hace dos semanas a la Consejería una carta para protestar por los cambios que ponen "en serio riesgo" el desarrollo de sus proyectos educativos. Un inspector, que pide anonimato, añade que se trata "del mayor recorte realizado hasta la fecha" por Educación y alerta de que afectará "a los más débiles y desfavorecidos". La rebaja de docentes, según la denuncia de los directores, supondrá en algunos casos la desaparición "de los programas de atención al alumnado con necesidades de atención específica", señalan en el comunicado. "En mi centro perderemos todo lo que se puede perder menos las asignaturas obligatorias. A la larga puede que nos pase factura y perdamos alumnos", denunció otro asistente.

Algunos equipos directivos -este periódico constató tres casos- presentaron la semana pasada su dimisión en bloque por el recorte. "Los centros están desamparados, deberíamos dimitir en grupo", sugirió ayer un asistente. "Que dimita quien lo hace mal", dijo otro. Y pidió que las protestas sigan en septiembre.Otra directora reclamó en la asamblea que la denuncia aluda a los centros con menos alumnos y docentes: "Trabajo en un centro pequeño. Me recortan un 25% los profesores. No vamos a poder ofrecer una educación digna a los alumnos. Con estas medidas, retrocedemos más de 15 años en el servicio que prestamos a la sociedad".

Los directores piden a la Consejería de Educación que frene el recorte que deja "en entredicho" la autonomía de los centros y que negocie con ellos unos recortes que la consejería niega. Un portavoz del departamento respondió así a la pregunta sobre si ha habido reducción en los cupos de profesores: "No, en absoluto. La consejería ha enviado a los centros las instrucciones de inicio de curso en las que recuerda que los profesores, con carácter general, deben cumplir con el horario de 18 horas semanales

[la normativa estatal fija el horario lectivo de cada profesor entre 18 y 21 horas]". "Es posible que esta comunicación, en distinta medida, haya provocado variaciones de horarios y, en definitiva, de cupos, pero será en aquellos donde los profesores estuvieran dando 17 horas o menos de clase semanal", añadió. Educación asegura que habrá más variaciones en las plantillas si aumentan o descienden las matriculas, cuyos datos definitivos se cierran en septiembre. Si hay menos alumnos en un centro, habrá menos profesores, y viceversa.

Apoyo sindical

La denuncia de los directores cuenta con el respaldo de dos de los sindicatos mayoritarios en Educación (CC OO y UGT). En la zona norte de la región, habría afectado a 60 profesores de 24 institutos, según la denuncia que respaldan además CSI-CSIF y STEM. "La Consejería va a desmantelar la red pública", denuncia Paco García, portavoz de CC OO en Educación. "A partir de septiembre, cuando vuelvan los profesores, organizaremos concentraciones y medidas de presión desde los centros", añade. "Madrid deja de invertir en educación en el peor momento, y lo que es peor, le aplica más recortes que a ningún otro sector", plantea Eduardo Sabino, de UGT.

La Ley de Medidas Urgentes que la Comunidad de Madrid aprobó en junio supone 40 millones de euros menos para educación. Entre otras medidas, frenan las prejubilaciones, anulan las licencias de estudio para los docentes, recorta casi dos millones la partida de formación y reduce los liberados sindicales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de julio de 2010