Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:ALEMANIA | SUDÁFRICA 2010 | España vista desde fuera

Rendidos al estilo rojo

"Nos lo pasaríamos muy bien viendo a España si no fuera porque están jugando contra Alemania las semifinales de un Mundial". Esta frase del locutor alemán de la ARD Tom Bartels, durante la retransmisión del partido que jugó España contra la Mannschaft, resume el pensamiento germano acerca del juego de la selección española. Los alemanes no pusieron ni un pero a la derrota de los suyos y tanto medios como aficionados reconocieron la superioridad de La Roja. En las calles de Berlín, plagadas de pantallas para seguir el partido al aire libre, se escucharon incluso algunos aplausos después de algunas jugadas. Es cierto que hasta ese partido el juego de España había levantado recelos.

Después del partido de cuartos frente a Paraguay, que llegó después de la exhibición alemana frente a Argentina, los comentarios de los medios hicieron hincapié en la falta de contundencia de España y la irregularidad en su juego. El Bild Zeitung tituló la crónica: "Estos españoles no nos asustan".

Y llegó la final contra Holanda y la afición alemana se dividió. Por un lado, se encontraban los que dieron su apoyo a España por su histórica rivalidad contra sus vecinos y por otro, los que se pusieron del lado de la oranje, algo resentidos por la doble derrota en la Eurocopa y en Sudáfrica. Una de las preguntas que más se escuchaba en las calles de Berlín los días anteriores a la gran cita era: "¿Y tú con quién vas?".

En los análisis del partido de la final, los medios germanos reconocen la superioridad de España y resaltan la brutalidad de los jugadores holandeses. Oliver Kahn, comentarista de la ARD, y ex guardameta de la Mannschaft, expresó el deseo de que otras selecciones no tomen ejemplo del juego duro de los tulipanes para neutralizar en el futuro a los de Del Bosque. Por su parte, el diario Spiegel da las claves del éxito español: "Eficiencia, elegancia, fascinante fútbol de ataque combinado con disciplina táctica y gran trabajo defensivo". A pesar de haber practicado un fútbol basado en el músculo más que en la técnica durante muchos años, se nota que a los alemanes de hoy día lo que más les enamora es un juego elaborado como el que practica la selección. De ese estilo quieren hacer un ejemplo a seguir.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 13 de julio de 2010