Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:BANDA SONORA

Rockeros madrileños por el mundo

Varios grupos relatan sus aventuras en ciudades como Dubai, Beirut o Tokio

Un puñado de bandas madrileñas cogen regularmente sus guitarras y se marchan de gira por el mundo. Seis de ellas narran aventuras que vivieron.

- Los Chicos y la guerra de pescados en Durham. Lo cuenta Iñaki Benedicto Piña, madrileño de 32 años, batería del grupo de rock and roll Los Chicos. "Tocábamos en un bar de Durham, Inglaterra. Era pequeño, pero estaba lleno: unas cien personas. Estaban todos bastante chuzos. Resulta que el bar se comunicaba con un restaurante de fish and chips. Inevitablemente acabamos en el restaurante, cogiendo pescados y dándole con ellos en la cara a la gente. Llegábamos por detrás, les tocábamos en el hombro y, cuando se volvían, zas, toma pescadazo en la jeta. Las cocineras inglesas se partían de risa. Pero la cosa se nos fue de las manos. Aquello se convirtió en una guerra de pescados entre un montón de gente. Llegó la policía inglesa y quería detenernos. Menos mal que tenemos un amigo medio hooligan que negoció y nos salvamos".

A los Pájaro Sunrise los recogieron en el aeropuerto con dos coches de lujo

"Los japoneses nos hicieron sentir como reyes", cuentan Right Ons

- Pájaro Sunrise en Dubai para millonarios rusos. Yuri Méndez, de 30 años, líder del grupo de pop folk Pájaro Sunrise, relata su aventura en Dubai (Emiratos Árabes Unidos): "Nos fueron a recoger al aeropuerto dos BMW gigantescos. ¡Y solo éramos tres músicos! El concierto era en la playa. En la prueba de sonido había un paquistaní que te sujetaba el micrófono. Y cuando ibas al baño había otro tipo que te saludaba y luego entraba para doblar bien el papel higiénico. Tocamos a las cinco de la tarde. El público estaba tirado en divanes que alquilaban a 200 euros. La gente no nos hizo mucho caso: la mayoría eran rusos millonarios con sus novias operadas".

- Aquella reunión vital de Vetusta Morla en Beirut. Cuando un viaje te cambia la vida. Le ocurrió a Vetusta Morla en Beirut (Líbano), como atestigua Juanma Latorre, de 32 años, guitarra del grupo: "Nos invitaron a un festival anticrisis. Éramos el único grupo español. Había bandas jordanas, canadienses, francesas, libanesas... El festival era en una preciosa casa otomana rehabilitada, con los escenarios en el patio y en la azotea. Allí también dormíamos. Cuando terminamos de tocar nos juntamos los seis con unas cervezas en la azotea. Fue una reunión vital, porque en esa época nos estábamos planteando dos caminos: tomarnos la música más en serio porque hasta ese momento había sido como un hobby, o dejarlo. En esa reunión decidimos seguir, y luego mira lo que pasó con nuestro disco... Cuando lo recordamos todavía nos emocionamos".

- Sabina irrumpe en el concierto de Pereza en Buenos Aires. La Bombonera, campo de fútbol del Boca Juniors, en Buenos Aires. Cincuenta mil personas se reúnen para ver el concierto de Joaquín Sabina. Pero, antes, Pereza ejerce de telonero. Habla Rubén Pozo, 34 años, mitad del dúo madrileño: "Todavía lucía la luz del día. Estábamos tocando mientras la gente iba llenando el estadio. Entonces, y por sorpresa, salió Sabina al escenario, cogió el micrófono y nos presentó: 'Traigo aquí a dos chavalitos de Madrid. Tratadles bien que son de los nuestros'. La gente se quedó alucinada. Fue un gesto tremendo de humildad".

- Los Coronas sobornan a la policía en México. Uno de los mejores grupos europeos de surf, los madrileños Los Coronas, viajan con regularidad a México. David Krahe, su guitarrista, de 39 años, relata su último incidente: "Era nuestro único día libre de la gira, así que fuimos a Coyoacán, en México DF, a visitar el museo Frida Kahlo. A las siete de la tarde nos metimos en un restaurante a cenar. Empezaron a correr las botellas de mezcal. Salimos de allí a las 2.30 y bastante perjudicados. Uno de nosotros no podía más y orinó en una plaza. Tuvimos mala suerte porque había una patrulla de la policía. Nos dicen que debemos ir a la comisaría porque orinar en la calle son nosecuantos días de prisión. Yo, que iba un poco mejor, le digo al policía: '¿No se podía arreglar de otra forma?'. El poli me coge del brazo, me lleva aparte y espera. Meto la mano en el bolsillo y le doy lo que tenía: 1.000 pesos (unos 60 euros). Todo arreglado. No volvimos a probar el mezcal en el resto de la gira, y yo creo que ya en toda la vida".

- Los Right Ons se sienten reyes en Japón. Recientemente este grupo de rockeros madrileños, los Right Ons, realizó una gira por Japón. Lo narra Rafa Fernández, 29 años, guitarrista: "Tocamos en una sala de Tokio. Estaba impoluta: se podía comer en la taza del retrete. La prueba de sonido fue increíble: los técnicos japoneses se sabían los temas y hasta nuestras posiciones en el escenario. Nos pidieron el repertorio para que el ingeniero de luces (figura casi inexistente en España) sincronizase los focos con los temas. Y encima nos piden por favor si pueden grabar el concierto con un sistema de cámaras que ya quisiera Scorsese. Increíble estos japoneses. Nos hicieron sentir como reyes".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de julio de 2010