Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El etarra Txapote manda "al carajo" al tribunal que le juzga

Javier García Gaztelu, Txapote, el asesino del edil popular Miguel Ángel Blanco e implicado en al menos otros 15 asesinatos, mantuvo ayer la misma actitud -entre chulo y despectivo- que acostumbra en los juicios que se celebran contra él en la Audiencia Nacional.

Ya está condenado a cientos de años, por lo que sabe que su condena efectiva no se puede ampliar más, aunque siga siendo condenado -ayer mismo nueve años más por un juicio anterior- y que saldrá de prisión en enero de 2031.

Por tanto, todo le da igual.

Ayer, la presidenta del tribunal, Ángela Murillo, le conminó a que se pusiera de pie para responder a las preguntas de la fiscal. Txapote hizo oídos sordos.

Por si no le había oído, Murillo le repitió que se pusiera de pie. El etarra siguió sentado.

La presidenta cayó en la cuenta entonces que el etarra no se iba a levantar. ¿Esa es su tesitura?, preguntó la magistrada. Txapote se incorporó hacia el micrófono aunque sentado, y en euskera comenzó a decir: "Por la naturaleza...". Murillo no le dejó seguir porque no le había dado la palabra. Sin embargo, el etarra añadió: "Váyanse al carajo".

La presidenta llegó a decir: "El que se va a ir...", pero se contuvo y mandó al etarra a la pecera para que presenciara el juicio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de julio de 2010