Cruyff rompe con el Barcelona

Dolido con Rosell, el ex jugador y ex técnico devuelve al club la insignia de oro y brillantes

Johan Cruyff no está para historias. Ayer por la tarde abrió un periódico, leyó las pegas que la nueva directiva del Barcelona pone a su cargo de presidente de honor del club, y tomó una decisión: devolver la insignia de oro y brillantes que le impuso el anterior presidente, Joan Laporta, el pasado 8 de abril. Dicho y hecho, Cruyff se presentó en las oficinas del club y entregó la insignia justo en el momento en que Sandro Rosell ofrecía su primera rueda de prensa como presidente azulgrana. La guerra está servida.

La nueva junta ya había advertido antes de las elecciones que la figura de presidente de honor no está contemplada en los estatutos del club. En su primera reunión, el pasado jueves, decidió que la cuestión se debatiera en una asamblea de socios y que, si estos desean que Cruyff mantenga el cargo, se modifiquen los estatutos. La reacción de Cruyff fue fulminante. "Parece ser que molesto, por lo tanto devuelvo la insignia y un problema menos. Aceptar esa insignia es mucho más difícil que devolverla", afirmó el ex jugador y ex entrenador azulgrana. Mientras eso sucedía a las puertas de las oficinas del club, en la sala de prensa del Camp Nou, Rosell era preguntado al respecto. "Me gustaría que siguiera siendo presidente de honor del Barça si los estatutos lo contemplasen y si los socios así lo quisieran", respondió. "Supongo que uno de sus argumentos será que esa figura no es legal. Yo hubiera hecho lo mismo porque no tiene sentido tener un título que no existe. Si los socios quieren que cambiemos los estatutos, lo haremos, y si quieren que sea presidente de honor, lo será".

Más información
El Barça pide un crédito de 150 millones

El conflicto entre Cruyff y la directiva solapó la batería de novedades en el área deportiva del club. El más significativo es el nombramiento de Andoni Zubizarreta como director deportivo para las tres próximas temporadas.

Touré, al City

El Barcelona hizo oficial el traspaso de Touré al Manchester City, en una operación que se ha cerrado en 30 millones de euros, aunque seis de ellos se los ha llevado Dimitri Seluk, el agente del centrocampista africano. Touré llegó al Barça en 2007 procedente del Mónaco. La directiva azulgrana seguirá negociando con el Arsenal para lograr la contratación de Cesc.

Johan Cruyff, en el momento de devolver la insignia de oro y brillantes del Barcelona.
Johan Cruyff, en el momento de devolver la insignia de oro y brillantes del Barcelona.EFE

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS