Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Robledo se niega a cumplir la ley de empadronamiento

El alcalde de Robledo de Chavela, Mario de la Fuente (PP), se negó ayer una vez más a cumplir la ley. Esta vez lo hizo por partida triple. No solo mantiene su negativa a empadronar a los inmigrantes en paro que residen en Robledo (norma contraria a lo que exige la Ley de Bases del Régimen Local, de obligatorio cumplimiento en todo el Estado, y tal y como le ha pedido personalmente que haga el consejero de Presidencia, Justicia e Interior y secretario general de su partido, Francisco Granados). Además, se negó a debatir la moción que presentó la oposición en el pleno para debatir esta prohibición.

La negativa a tratar el tema del empadronamiento en el pleno causó polémica. El grupo socialista había pasado por registro dos veces su moción (el 2 y el 17 de junio), y así figuraba en el orden del día. Cuando el alcalde dijo que no se debatiría la cuestión porque él tenía la competencia absoluta en la materia, Adolfo Ventero, el portavoz de la oposición, le comunicó que no podía negarse. Fue entonces cuando la secretaria de la mesa, María Ángeles Mejías, salió en defensa del regidor.

Mejías avaló la actitud del alcalde, y después leyó una serie de artículos referentes a las mociones de urgencia (esta no lo era y, por tanto, no se tendría que regir por los artículos que leyó Mejías), que decían que el resto de concejales, como mucho, podían valorar el fondo de la "moción urgente" y votar si se trata o no en el pleno.

"No se puede consentir que este alcalde siga actuando en todo momento al margen de la ley", afirmó tras el pleno Mohammed Azahaf, representante federal del grupo socialista, que asistió al acto de ayer en representación del PSM para apoyar a los concejales de su partido.

Al final se votó si se admitía a trámite la moción. Fue estéril. Los siete concejales del PP asistentes (de los ocho que hay en total) barrieron con sus "no" los tres votos a favor de la oposición socialista.

Hubo más intentos. En el turno de preguntas, los concejales socialistas preguntaron al regidor tres cuestiones referentes al conflicto: "¿Cómo establece usted las normas que niegan el empadronamiento a inmigrantes en paro? ¿Sabe que está actuando en contra a lo que marca la Ley de Bases? ¿Tiene usted alguna razón personal para no empadronar inmigrantes?". Las tres le dieron igual. "Responderé en el siguiente pleno", contestó De la Fuente (será en tres meses).

La Guardia Civil tuvo que acudir ayer por la tarde a la plaza de Robledo de Chavela, después de que el alcalde Mario de la Fuente (PP) amenazara al periodista de EL PAÍS mientras le hacía fotos en la calle, según informa Francisco J. Barroso.

Dos policías municipales identificaron al reportero y amenazaron con detenerlo si seguía fotografiando al regidor. Argumentaron para pedir su documentación que les había retratado a ellos, pese a que estaban de espaldas a la cámara.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2010