Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MEDIOS

Señorita Puri, ahora embarazada, vuelve a recuperar su blog femenino

La señorita Puri vuelve a su caja número 7. El blog nacido con tal nombre en 2007, escrito presuntamente por una mujer, de edad, oficio y profesión desconocida, cerró "por falta de inspiración" hace unos meses; pero con el embarazo, le ha vuelto las ganas de escribir; pero mejor que lo explique ella porque hasta sus e-mails valen la pena:

"Me gano la vida trabajando en una gran superficie. Empecé en caja, pasé a atención al cliente y ahora estoy en oficinas. Y creo que de ahí no paso porque el puesto de Jefe está cogido y hay como 12 detrás esperando. Estudié hasta COU y luego he hecho cursos de inglés (hasta he viajado y conocido mundo), de escritura de guión, de diseño web, de Flash, de HTML, de escritura creativa, de cocina, de conducir (tengo el carné B1 de automóviles, camionetas y casas rodantes motorizadas hasta 3500 kg de peso total )... He hecho cursos subvencionados hasta de Cómo hacer cursos subvencionados".

MÁS INFORMACIÓN

"Vivo en el centro de Madrid, en un piso donde el Cristo de la pared tiene los brazos pegados a la cintura porque extendidos no caben. Vivo con mi chico y acabo de regalar a mi gata querida porque estoy embarazada y es muy largo de contar".

"Siempre me gustó escribir, pero crear un libro y luego probar suerte con una editorial me parecía un esfuerzo demasiado grande para los escasos resultados que el destino (y las probabilidades) prometían. Y no estaba yo para más decepciones. En octubre de 2007 descubrí el mundo de la blogosfera, vi que además de campañas había productos, inventos, diseños, textos... un mundo de ideas alucinantes".

"Decidí dar rienda suelta a mis ganas de escribir, explorar el mundo del diseño y dar a conocer las marcianadas más sublimes de forma divertida, puntual, rigurosa, cargada de enlaces, responder a mis lectores y hacer de la Caja 7 un lugar donde estar".

Respecto a la foto, ni de broma. "Si me sacan de espaldas se pierde la magia del anonimato, no me ponen cara, pero me ponen culo, que es peor (porque no tengo el de las mamachicho). Dejemos que la gente viva con la fantasía, porque si les decimos que los reyes magos son los padres y que compran los juguetes en el Lidl los conviertes en carne de psicólogo para los restos. Y, sobre todo, en el trabajo no saben que utilizo los ordenadores para hacer un blog y me la puedo jugar y con la reforma laboral se lía la mundial. Como dijo Aznar: you know now. Un besito".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de julio de 2010