Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El recibo del gas sube un 6% de media a partir de mañana

Sebastián y Montoro se reúnen para negociar el pacto

La luz no subirá en julio. El gas, sí. A partir de mañana jueves, los 3,2 millones de consumidores domésticos acogidos a la llamada tarifa de último recurso (TUR) pagarán, de media, un 6% más en el recibo. El porcentaje es el resultado de las subidas aprobadas por Industria para el término variable de la factura (el que depende de la evolución de los precios de la materia prima) y que, en esta revisión trimestral, ha oscilado entre el 8,1% y el 7%, según niveles de consumo (gas para calentador de agua y cocina o con calefacción añadida).

La nueva subida, que se suma a las registradas en enero y en abril, coincide en esta ocasión con aumento de dos puntos, del 16% al 18%, en el IVA que se aplica a la factura. Por ello, y según los consumos, los hogares sujetos a la TUR (otros 3,8 millones de clientes negocian sus tarifas en el mercado libre) sufrirán subidas, IVA incluido, de entre el 5,2% -cliente con un consumo mínimo de 1.000 kilovatios/hora año- y el 8,8% -cliente con un consumo de 15.000 kilovatios/hora año-. Son datos de Gas Natural.

La subida del gas, apenas unos días después de que el Gobierno acordara con el PP aplazar la subida de la luz prevista para julio (en torno al 4%), ha incomodado más si cabe al ya cabreado sector eléctrico. Ayer, fuentes de las eléctricas destacaban, con sorna, que en el gas el Ministerio de Industria ha cumplido con la ley, que contempla revisiones cada trimestre y tarifas aditivas que recojan la evolución de los precios y la cobertura de costes. La conclusión es obvia: en su opinión, en el caso del sector eléctrico, el Gobierno, con el apoyo del principal partido de la oposición, ha decidido ignorar la legislación.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, y el coordinador de Asuntos Económicos del PP, Cristóbal Montoro, podrán intercambiar opiniones sobre las críticas hoy mismo. Industria hizo público ayer un comunicado para anunciar que ambos tienen previsto reunirse hoy para "avanzar" en la negociación de un pacto de Estado para la energía. Si el PP mantiene las posturas avanzadas por su presidente, Mariano Rajoy, cualquier avance en la negociación a dos bandas afectará al tema nuclear y, en concreto, al anunciado cierre de la central de Garoña en 2013. Lo único concreto, en cualquier caso, es que Industria ha convocado a los informadores gráficos. Habrá foto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de junio de 2010