Un hombre mata a palos a su ex suegra, que estaba en silla de ruedas

Un hombre de 44 años fue detenido ayer como presunto autor de la muerte a golpes de su ex suegra, de 78 años, en una vivienda unifamiliar en la isla canaria de Tenerife. Sobre el presunto asesino ya constaba una orden de alejamiento de su ex esposa, dictada este mismo año, por amenazas reiteradas de muerte. En lo que va de año han muerto 32 mujeres a manos de sus parejas o ex parejas.

Según relataron varios testigos, el hombre, un conocido árbitro de la zona cuyas iniciales son R. A. L., aprovechó que su ex pareja estaba de viaje para forzar de madrugada la entrada del domicilio familiar, situado cerca del cementerio nuevo de La Guancha, y "arrasar con todo lo que se encontraba a su paso", ayudado de un palo, según fuentes de la investigación.

Algunos miembros de la familia que se encontraban en la casa pudieron huir a toda prisa, no así la abuela, viuda, en silla de ruedas, que no pudo defenderse y sobre la que se ensañó el agresor. Los hechos ocurrieron al amanecer.

Los agentes de la Guardia Civil que se desplazaron a esta casa encontraron en una habitación el cuerpo de la anciana, con golpes en la cabeza y "evidentes síntomas de un ataque violento", según relató un portavoz del instituto armado.

Tercer asesinato

Durante el registro de la casa, los agentes dieron con el presunto agresor en el garaje de la vivienda, donde permanecía escondido. Antes de ser detenido, el sujeto ofreció resistencia.

Es la tercera muerte por violencia machista en lo que va de año en Tenerife. En las dos primeras no mediaron denuncias previas por maltrato o amenazas.

El primer crimen se registró en marzo pasado. Fue el caso de la ciudadana rusa a la que sus vecinos no pudieron ayudar mientras un hombre la mataba en su piso. Su cuerpo aún permanece en Tenerife, porque su familia no dispone de fondos para repatriarla. Sus amigos recaudan dinero para enviar su cuerpo a Siberia, de donde había llegado a la isla para olvidar la muerte de su hijo pequeño.

La Delegación del Gobierno tiene registradas en las comisarías de las islas 700 denuncias por malos tratos o amenazas, solo en el último año. En 2009 se produjeron cinco muertes por violencia doméstica. En 2008, nueve.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS