El Elíseo apoya a la dueña de L'Oréal en el pleito con su hija

De unas cintas aportadas al juicio se desprende el interés de Sarkozy

Nuevo capítulo en el enfrentamiento entre la única heredera del imperio L'Oréal y tercera fortuna de Francia, Liliane Bettencourt, de 87 años, y su hija Françoise Bettencourt-Meyers, sobre las donaciones de la primera a su amigo el fotógrafo François-Marie Barnier, que dentro de dos semanas se verá en los tribunales. Unas grabaciones de conversaciones entre Liliane y sus consejeros, filtradas por el diario digital Mediapart, dejan patente la intervención del Elíseo en el caso.

"El consejero jurídico, en el Elíseo, me ha dicho que el fiscal Courroye iba a anunciar el 3 de septiembre que la demanda de su hija es improcedente y se archivará el caso", explica en una de las decenas de cintas Patrice de Maistre, consejero de la multimillonaria. En otro extracto señala que el mismo consejero le ha transmitido que "el presidente está siguiendo el caso de muy cerca" y lo que harán en caso de perder y acabar ante el tribunal de apelación: "Conocemos muy, muy bien al fiscal". Tal y como anunció Maistre, el fiscal archivó la demanda presentada por la hija de Bettencourt contra Barnier, al que acusa de abusar de la vulnerabilidad de su madre. Entre donaciones en efectivo, seguros de vida y obras de arte, Liliane Bettencourt le habría entregado hasta 1.000 millones. Pero la querellante logró reactivar el caso mediante otro procedimiento judicial. El juicio, en el que podrían figurar estas "escuchas" como pruebas, se abre dentro de dos semanas.

Más información
La dueña de L'Oréal, entre los estafados por Bernard Madoff
La mujer más rica de Francia regala 1.000 millones
El dandi que seduce ancianas irá al banquillo
El Dandi y la millonaria
El juicio más esperado en Francia se retrasa de forma indefinida
La ex contable de L'Oréal asegura que Bettencourt dio 150.000 euros para financiar la campaña de Sarkozy

En las conversaciones también está un diálogo en el que Maistre le dice a la multimillonaria que debería financiar hasta el máximo legal -7.500 euros- la campaña para las elecciones regionales de marzo de 2010 de la candidata del partido de Nicolas Sarkozy, y aportar alguna donación al ministro de Trabajo, Eric Woerth.

Liliane Bettencourt.
Liliane Bettencourt.AFP

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS