Vulcano despeja su futuro con la venta de dos buques sísmicos

Llevaba un año y medio en la cuerda floja, pero un acuerdo firmado esta semana le va a permitir asomar la cabeza en medio de la crisis. Factorías Vulcano acaba de cerrar la venta de los dos buques sísmicos encargados -y posteriormente cancelados- por la armadora noruega PGS hace año y medio. Será otra empresa noruega, GC Rieber la que se quede con ellos a cambio de pagar 90 millones por cada uno.

El pacto se cerró el miércoles y detalla que la primera de las entregas se llevará a cabo a finales de este mes. El segundo barco se terminará en junio de 2011, lo que, en opinión de José Domínguez, director financiero del astillero, "da una estabilidad de al menos dos años" a la empresa. En esta operación, según la compañía, se ha conseguido un precio similar al inicial gracias a que los barcos "interesaban a varios compradores".

La intención de Vulcano es rematar en Vigo la construcción de otro buque, el 535, iniciado en su filial de Juliana, antiguo Izar Gijón, que actualmente está en concurso de acreedores. Vulcano quiere hacer figurar en la propuesta de convenio este compromiso porque se ha garantizado la venta de ese tercer buque para la misma armadora. El segundo de los frentes abiertos en el astillero controlado por la familia Santodomingo (con un 51%) en el que también participan con el 40% Gonsusa y con el 9% Gestión de Negocios Argos, del empresario José Alberto Barreras, es la venta de Factorías Juliana. La oferta que tiene sobre la mesa, de Armón, de 16 millones de euros, satisface en principio al astillero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 11 de junio de 2010.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50