Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS

Lambda Stream lleva la tele comprimida a medio mundo

La firma coruñesa de vídeo por cable exporta a Singapur, Irán, Rusia y Suiza

En Lambda Stream afirman que son los primeros que han vendido vodka a los rusos sin ser rusos. Vodka, en este caso, es Video on Demand Kernel Architecture (plataforma de vídeo bajo demanda), un producto con el que, en el año 2006, esta empresa coruñesa entró en el mercado ruso.

"Aquello tuvo su gracia", explican Miguel Barreiro y Víctor Gulías, fundadores de Lambda Stream, "hasta que tuvimos que rebautizar el producto para entrar en Oriente Próximo. Allí no están bien vistos los nombres de bebidas alcohólicas".

Sobre la base de su Vodka, esta empresa ha comenzado a operar en Zúrich (Suiza) con toda la red de alta definición del operador Translumina. "En este caso, operamos en un desarrollo global, tanto en la difusión de contenidos (creación, gestión y distribución) en su camino del centro emisor a la casa del abonado, como en la operatividad del call center de la compañía", explica Barreiro. "Hacemos que la red de fibra óptica entre en los hogares, lo que nos permite aumentar hasta ocho gigabytes por segundo la velocidad de transmisión".

MÁS INFORMACIÓN

Cara y cruz de la universidad

La aventura comenzó en 1999, cuando el grupo de investigación MADS, de la universidad coruñesa, desarrolló un sistema de vídeo bajo demanda. "Al final de la investigación ya habíamos detectado que había una demanda. No queríamos que nuestro trabajo terminara en un artículo de una revista científica, la forma más habitual de que el conocimiento y la tecnología desarrollada acaben olvidados".

Barreiro y Gulías hablan con la universidad en 2003 y, pretendiendo cubrir todos los eslabones de la cadena de valor del vídeo digital, nace la empresa. "Al conseguir capitalizar nuestra investigación, podemos decir que abrimos camino para los demás, con lo que eso tiene de positivo y negativo".

Cada paso era una continua pregunta a la que nadie había dado respuesta: ¿hacia dónde?, ¿con quién? "El concepto de tiempo en la universidad es muy distinto al que se tiene en la empresa... allí todo se retrasa muchísimo", recuerda Barreiro. "Lo positivo son las sinergias que encuentras, proyectos de investigación, profesores, departamentos muy preparados que te ayudan a crecer... y que pocas veces se aprovechan".

Su trabajo de investigación para R, operadora gallega de televisión por cable, fue el inicio de la carrera de Lambda como multinacional, que exporta a Singapur, Suiza, Irán y Rusia, entre otros. "Facturamos por encima de los dos millones, dedicamos el 75% de la plantilla a proyectos I+D y tenemos oficinas en Dubai y Zúrich".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 2010