Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España y las cajas impulsan la reforma de la ley

Actividad frenética de la nueva cúpula de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA). Elegida a mediados de abril, visitó el Banco de España a finales de ese mes y ayer volvió al edificio de la plaza de Cibeles de Madrid, para verse con el gobernador, Miguel Ángel Fernández Ordóñez. Bajo la presidencia de Isidro Fainé (también máximo responsable de La Caixa), la comisión ejecutiva de la CECA debatió la reforma de la Ley de Cajas, la reestructuración del sector y la preocupante situación de los mercados.

La CECA entregó el principio de acuerdo que mantiene sobre las reformas legales que necesita el sector para la entrada de capital privado sin dejar de ser cajas de ahorros. La ejecutiva ya estableció que se pudieran vender cuotas participativas (similares a las acciones) con derechos políticos hasta el 40% de los recursos propios de la caja. También se dijo que se pudiera sacar a cotizar una filial bancaria y captar recursos vendiendo las acciones a inversores privados a los que se remuneraría con dividendos.

Según fuentes del mercado, en la charla de ayer, el supervisor se mostró partidario de fomentar más la segunda vía, la de los bancos filiales, como fórmula más clara para separar a los accionistas del resto de componentes de la asamblea de una caja: representantes políticos de ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas, así como impositores o representantes de entidades fundadoras. Los límites de emisión de acciones de los bancos filiales, "no están cerrados", dijeron estas fuentes.

No hay un calendario claro para saber cuándo podrá ir la nueva ley al Parlamento, ya que depende de los grupos políticos. El Banco de España mostró su satisfacción por la rapidez de la reestructuración del sector, si bien dejó entrever que todavía faltan movimientos de calado.

Respecto a los mercados, todos coincidieron en la gravedad de la situación, ya que se han cerrado para las cajas, que tienen 7.300 millones en vencimientos entre junio y julio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 8 de junio de 2010