El caos judicial enreda los casos 'Ballena Blanca' y 'Malaya'

Los sumarios se mezclaron en los juzgados de Marbella

El pasado miércoles, el presidente de la Audiencia Provincial de Málaga, Francisco Javier Arroyo, se sometió en el Consejo General del Poder Judicial (CJPJ) a la entrevista como aspirante a presidir el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA). Entre sus méritos, Arroyo destacó la organización de macrojuicios contra la corrupción en Marbella como los casos Minutas, Ballena Blanca -ambos en curso- y Malaya -previsto para el 27 de septiembre-. José Manuel Gómez Benítez, vocal del Consejo, guardaba una pregunta incómoda: "¿Cree que estos juicios están bien organizados y se podrán llevar adelante? Le recuerdo que han desaparecido tomos del caso Ballena Blanca...".

Gómez Benítez se hacía eco del último sobresalto que ha conocido el considerado como mayor caso de blanqueo de capitales de la historia de España, y que, según distintas fuentes, no es achacable a una mano negra sino a la combinación de errores humanos y falta de medios que sufren los juzgados de Marbella.

Fiscalía y Audiencia descartan que haya una 'mano negra' tras el extravío
Las defensas cuentan con un argumento más para desvirtuar las causas

El pasado 23 de abril, la defensa del principal acusado, el abogado marbellí Fernando del Valle, alertó de la ausencia de 27 bridas con documentación relativa al caso. El sistema de bridas, instaurado por la Audiencia Nacional, es una forma de recoger, empaquetar y ordenar documentos empleado en causas que requieren del manejo de gran cantidad de papeles, como las de delincuencia económica. La Policía Judicial recaba los documentos por bloques, los describe y los precinta en presencia del secretario del juzgado instructor, de forma que no hay manipulación posible hasta llegar al juzgado.

La defensa de Del Valle constató la desaparición de las bridas -no de los tomos del sumario, como apuntó el vocal Gómez Benítez- durante el mes en que el caso Ballena Blanca estuvo suspendido para subsanar otro error judicial. El Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella no había entregado a las partes 32 tomos del sumario del caso, y el 22 de marzo hubo que interrumpir la vista oral para que los abogados pudieran estudiarlos.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

El pasado 5 de mayo, el fiscal anticorrupción, Juan Carlos López Caballero, supo que 10 de las 27 bridas desaparecidas del caso Ballena Blanca se encontraban traspapeladas entre el sumario del caso Malaya, instruido por el mismo juzgado y que se trasladó el pasado mes de enero a la Audiencia Provincial de Málaga. López Caballero intentó que estas bridas, a las que hacía referencia la policía judicial en sus informes del caso, fueran incorporadas a la vista oral, pero el presidente de la Sección Segunda de la Audiencia, Federico Morales, se negó a ello, para regocijo de los acusados. Morales había denegado anteriormente el permiso para investigar dónde se encontraba la documentación echada en falta por las partes, que en su mayor parte corresponde a papeles intervenidos en el despacho de Fernando del Valle.

Todas las fuentes consultadas consideran que el extravío de las bridas ha sido consecuencia de un "error administrativo" o de un "fallo en el transporte" de los sumarios de los casos Ballena Blanca y Malaya de los juzgados marbellíes a la Audiencia malagueña. Ni la Fiscalía ni la Audiencia han promovido una investigación para saber qué pasó para que se mezclaran ambos sumarios. A nivel gubernativo, ni el TSJA ni el CGPJ han abierto expediente alguno sobre este caso. Eso sí, las defensas han contado con un argumento más para desvirtuar ambas causas contra la corrupción, investigadas por el mismo magistrado: Miguel Ángel Torres.

Para evitar que se produzcan fallos similares en el caso Malaya, con 96 procesados y 200.000 folios de sumario, la Audiencia está cotejando todas las pruebas documentales antes de la vista oral. Como respondió Arroyo a su entrevistador Gómez Benítez: "Conseguir que los juicios se inicien y avancen ya es un éxito".

Sobre la firma

Fernando J. Pérez

Es redactor y editor en la sección de España, con especialización en tribunales. Desde 2006 trabaja en EL PAÍS, primero en la delegación de Málaga y, desde 2013, en la redacción central. Es licenciado en Traducción y en Comunicación Audiovisual, y Máster de Periodismo de EL PAÍS.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS