Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un hombre mata a su esposa y a su hijo menor en Almería

La mujer no había denunciado previamente maltrato

Mercedes G. C, de 36 años y cajera de supermercado, y su hijo menor, Cristóbal, de cuatro, murieron ayer por la mañana apuñalados por el padre de la familia, Cristóbal, vigilante de seguridad en el mismo establecimiento en el que trabajaba su esposa. Los hechos ocurrieron pocos minutos antes de las 9.00 en el domicilio familiar, situado en la céntrica plaza de Pi y Margall. La hija mayor, de 16 años, acababa de salir hacia su instituto cuando se inició la agresión mortal. En lo que va de año 31 mujeres han fallecido en España víctimas de la violencia de género.

Al percatarse del crimen, los vecinos acudieron al domicilio para detener al supuesto homicida. Según relataron algunos de estos vecinos a Europa Press, Cristóbal, de 36 años, trató de escapar por la ventana -el piso está en una segunda planta- utilizando para ello un cable de teléfono o televisión. Sin embargo, en su huida cayó y se fracturó un brazo. El hombre, quedó tendido en el suelo y con la ropa manchada de sangre de sus familiares. Los agentes del Cuerpo Nacional de Policía, que llegaron en ese momento tras haber recibido una llamada de aviso en el 091 lo detuvieron en la calle y lo evacuaron hacia el hospital Torrecárdenas, donde permanecía ayer en observación antes de quedar a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Almería.

En lo que va de año 31 mujeres han muerto en España a manos de su pareja

Mercedes nunca había denunciado malos tratos de su esposo, según fuentes de la Subdelegación del Gobierno en la provincia. No es algo excepcional. De las 31 mujeres fallecidas este año, solo cinco habían alertado de su situación a la policía o a los servicios sociales. La coordinadora del Instituto Andaluz de la Mujer en Almería, Águeda Cayuela, realizó un llamamiento a todas las mujeres que sufren malos tratos para que denuncien su problema para que la administración pueda poner en marcha los mecanismos de protección. La hija mayor de la familia, que no presenció el doble crimen, es, según los vecinos, fruto de un matrimonio anterior de la mujer fallecida. La menor quedará al cargo de sus familiares.

El delegado del Gobierno contra la violencia de género, Miguel Lorente, resaltó que existe una tendencia a que las mujeres asesinadas en casos de violencia de género tengan más edad que en años anteriores y que convivan con su agresor. Lorente explicó que "cuando la mujer habla de denuncia o de separación entra en una situación de riesgo".

El Ayuntamiento, presidido por Luis Rogelio Rodríguez Comendador, del PP, convocó una concentración silenciosa tras conocer el doble crimen.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 5 de junio de 2010