Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otro coleccionismo ('mileurista') es posible

Juegan en otra liga en la que tanto da quién dirija Arco y qué coleccionista tenga la obra. Muchas de las nuevas galerías surgidas en la última década en Barcelona buscan la cercanía generacional no solo entre los artistas, sino también con un público joven que suele tener un poder adquisitivo ajustado.

El nuevo concepto de galería es un espacio híbrido que puede incorporar una tienda, como Iguapop, o incorporarse a ella, como Montana. En muchos casos, como sucede con la cadena internacional Rojo, que tiene base en Barcelona, el estilo preferido es el pop y sus derivados, así como todas las tendencias del street art y el grafiti.

Las hay que mezclan arte, música y talleres, como Miscelänea, que ayer abrió una muestra sobre fútbol a cargo de ilustradores nacionales e internacionales poco aficionados al balón. También están las alternativas subvencionadas, como la sala Niu, o las que autogestionan los mismos artistas o diseñadores, como es el caso de Otrascosasdevillarrosas o Eat Meat Raw Gallery.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010