Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez dirá quién manda en EB

Los dos sectores celebran con sus notarios sendos Consejos Políticos - Llamas: "Los censos están tan limpios como en la última asamblea"

Después de que el sector de Javier Madrazo, quien ayer formalizó su dimisión como presidente de Ezker Batua, intentase el pasado 21 de mayo destituir a nueve miembros del Consejo Político para conseguir una mayoría que la última asamblea no les dio, será un juez el que decida quién manda en la formación. Esos nueve miembros del máximo órgano deEB entre asambleas han interpuesto una demanda ante un Juzgado de lo Civil de Bilbao, solicitando medidas cautelares. Mientras tanto, con guardias de seguridad preparados por si la cosa iba a mayores y en plantas separadas, Ezker Batua reunió ayer a dos Consejos Políticos, cada uno con un notario como testigo, en su sede de Bilbao.

En el tercer piso, el sector capitaneado por el coordinador general, Mikel Arana, ratificó los acuerdos con los que sus rivales pierden su hegemonía en la dirección, que incluían la destitución de Serafín Llamas y Sergio Fernández como responsables de Finanzas y Organización, respectivamente. En paralelo, en la planta baja, los fieles a Madrazo destituían a la actual Presidencia, en la que no tenían mayoría, y nombraban a una nueva dirección que volvía a incluír a Llamas, Sergio Fernández y a otros fieles al ex presidente en puestos clave, con cargos adjuntos para las demás sensibilidades.

BBK reconoce a Arana el derecho a acceder a las cuentas de EB

El departamento de Prensa de EB se mostró salomómico y remitió a los medios a última hora de ayer dos comunicados con declaraciones de Arana y Llamas. En el primero, el coordinador general y único parlamentario de la formación explicó que se ratificaron los cambios en la dirección presentados el miércoles. En el otro, Llamas recuerda que la Comisión de Garantías legitima su Consejo, que ha propuesto una nueva dirección "con presencia de todas las sensibilidades". Omitió en su texto que modificaron la composición de la Presidencia. En conversación con EL PAÍS, Llamas explicó que han planteado dos opciones para este órgano: una paritaria en la que los dos sectores tendrían 10 votos cada uno, que trasladarán al coordinador general. Si no hay acuerdo, nombrarían una en la que tengan mayoría.

Los nueve dirigentes que el sector tutelado por Madrazo intenta sacar del Consejo Político de EB han interpuesto una demanda para que el juez dictamine "si efectivamente es legal expulsar a nueve miembros por no pensar en la manera en que entienden algunos en esa organización", según dijo por la mañana Arana en Radio Euskadi. Llamas tiene otro punto de vista: "Esos documentos [empleados por Madrazo para querer expulsarles] eran parte de un pacto antitrasfugismo firmados durante la asamblea de 2008. Es lo mismo que defendemos en los ayuntamientos. Si alguien cambia de opinión, tiene que dejarlo. Y no es Madrazo quien decide. Fue la lista mayoritaria que concurrió a esa asamblea la que decidió".

Madrazo acudió al Consejo Político convocado por sus fieles. "Tenía dudas de si había que hacerlo y seguimos adelante", afirmó Llamas al ser preguntado si es su mentor quien dirige el sector que aún le tiene como referente: "Javier es uno más; decidimos por consenso".

¿Por qué entonces mantuvo los poderes de la organización en sus manos durante un año y dos meses en vez de cederlos a Arana? "Porque era una situación extraordinaria [tras el desastre electoral del 1-M]. Nunca se había nombrado a un coordinador que no fuera avalado por una asamblea. Y todo el mundo lo avaló entonces". Molesto por los ataques a su mentor -"¿Si Madrazo era el ogro, por qué estaban con él antes?"-, reconoce que esta lucha fraticida debe dolerle aun más al militante que seguía creyendo en EB.

"Los censos están limpios, tan limpios como en la pasada asamblea porque son muy parecidos, ¿si entonces valieron por qué ahora no?", argumentó para rechazar el control externo que los demás sectores defienden para evitar fraudes. "Es una cuestión de soberanía", añadió, repudiando que la dirección federal de Izquierda Unida gestione el proceso a través de una unidad administrativa de recaudación.

Madrazo renunció ante los suyos y cedió los poderes notariales a Llamas. Mientras, BBK ha reconocido a Arana, en tanto que coordinador general, el derecho a acceder a las cuentas corrientes de la formación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 4 de junio de 2010