Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LA RED SOCIAL MUNDIAL

Un lugar de empresas y trabajadores

En un proceso final de selección laboral, el 60% de las agencias buscará en la Red referencias del candidato

Cerca de 315.000 personas, en su mayoría mujeres, han colgado su foto y han atado un pañuelo en el sitio que Ausonia mantiene en Facebook.

Más de 800 fans de La Sirena se apuntaron a la prueba gratuita de sushi, y 720 a la de helado bombón con frutas del bosque. "En tres meses hemos conseguido más de 8.600 seguidores en Facebook"; señala Francesc Galí, director de mercadotecnia de la marca de congelados.

"El tema más importante en el uso empresarial de Facebook son sus aplicaciones", señala Josep Lluís de Gabriel, director de Biltonia.com, agencia de mercadotecnia en Internet. De Gabriel y su equipo comprobaron en la propia piel el poder de Facebook. Tan sólo utilizaron esta red social para organizar un encuentro en el centro de Barcelona entre un escritor supuestamente famoso, el propio De Gabriel, y un grupo de fans exageradamente emocionadas (gritaban, saltaban, ondeaban su libro...).

El resultado fue la venta del primer libro de Gabriel hasta agotar existencias. Además de 743 fans en la página de Bitlonia.com. Y las recomendaciones de compra de un amigo son más eficaces que cualquier anuncio. Según Nielsen, aparecer en el muro aumenta el 8% la intención de compra.

En el estudio Redes sociales y empresa de Manpower Professional, se señala que muy pocas empresas españolas aprovechan internamente el poder de las nuevas tecnologías, en concreto, solo el 10% cuenta con una política formal sobre las redes sociales, cuando en el Reino Unidos es del 22%.

Uso bueno / uso malo

"No pongas en Facebook lo que no querrías que apareciese en tu currículo, ni aquello que podría avergonzar a tu madre", aconseja Rosaura Alastruey, directora de Proyectos TIC y especializada en redes sociales profesionales. Facebook resulta una importante herramienta de relación y contacto. Incluso LinkedIn, red profesional por excelencia, tiene su aplicación para Facebook, "con la cual puedes poner también tu currículo en tu perfil".

"Yo fui usuaria, y muy activa, de Facebook", cuenta M. C., comercial de profesión. "Hace un año me di de baja. Mi vida laboral y mi vida personal no tienen absolutamente nada que ver. Había leído que se consultaba esta red para los procesos de selección. En mi caso esto podía resultar muy negativo, teniendo en cuenta que Facebook es una red de contactos personales", continúa. Le costó mucho desaparecer, incluso hoy todavía circulan fotos suyas por las redes.

Según Beatriz López, de Montaner & Asociados, las redes sociales son una herramienta más para obtener información sobre los candidatos, no resultan relevantes a la hora de elegir o descartar. "Es una pista más sobre el candidato, como lo puede ser la manera en que te da la mano. Utilizamos más las redes profesionales como LinkedIn y Xing", apunta.

Una reciente encuesta de la consultora McCormick y Asociados entre cazatalentos indica que si llegas a finalista en algún proceso de selección, más del 90% de las agencias comprobarán tus referencias y más del 60% te investigarán en redes sociales.

El despido de la inglesa Chelsea Taylor por comentar en la red que su trabajo era aburrido y el de una empleada de Nationale Suisse, por conectarse a Facebook durante la baja maternal, dan fe de que Facebook, y las redes sociales en general, es un arma de doble filo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de junio de 2010