El Supremo iraquí ratifica la victoria de la coalición multiconfesional en Irak

El Tribunal Supremo de Irak ratificó finalmente ayer los resultados de las elecciones legislativas del 7 de marzo. La decisión confirma que Iraquiya, el bloque pluriconfesional encabezado por Iyad Alaui, quedó en cabeza con 91 escaños, dos más que su inmediato seguidor, el Estado de la Ley del primer ministro Nuri al Maliki. Ahora, el presidente Yalal Talabani dispone de 15 días para convocar la primera sesión del nuevo Parlamento, pero aún queda por determinar quién va a formar Gobierno, ya que ninguna de las listas ha conseguido mayoría suficiente.

"Este fallo es definitivo", declaró el juez Madhat al Mahmud, que preside el alto tribunal. Al Mahmud también precisó que seguían existiendo dudas sobre las actas de dos diputados, pero al tratarse de uno perteneciente a Iraquiya y otro al Estado de la Ley, sus casos no afectaban al resultado final. "No se necesita ninguna otra ratificación. El Parlamento debe reunirse en el plazo de 15 días a partir de hoy", añadió.

Más información

A partir de ahí se pone en marcha el proceso que lleva a la elección del presidente de la Cámara (en el plazo de 15 días), el nuevo jefe del Estado (antes de 30 días desde la primera sesión) y, por último, este dispone de otros 15 días para pedir al grupo con mayor representación parlamentaria que elija primer ministro y forme Gobierno.

Y ahí vuelven a surgir dificultades. Ninguna lista dispone de la mayoría necesaria para superar ese trámite. Desde que se conocieron los resultados a finales de marzo, tanto Iraquiya como el Estado de la Ley han buscado el apoyo de otros grupos. El bloque del primer ministro Al Maliki anunció en abril que había acordado con el tercer grupo en liza, la Alianza Nacional Iraquí, formar un bloque en el Parlamento. La suma de sus escaños solo da 159, a cuatro de la mayoría absoluta necesaria para formar Gobierno.

Tal como recordó ayer el juez Al Mahmud, el presidente debe encomendar esa tarea al "mayor grupo de la Cámara". Hasta ahora se había interpretado como el que obtenía más escaños en las elecciones, pero una sentencia del Tribunal Supremo dada a conocer la víspera del anuncio de los resultados establece que también puede ser el grupo que se forme después de las elecciones. Alaui ha advertido que cualquier alianza que excluya a su grupo, el único que logró un respaldo significativo de la comunidad suní, corre el riesgo de desatar una nueva oleada de violencia ahora que EE UU ha empezado a preparar la retirada de sus tropas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0002, 02 de junio de 2010.

Lo más visto en...

Top 50