Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las nucleares no causan cáncer, según un estudio oficial

Un análisis en 1.000 pueblos considera ínfima la radiación emitida

Las centrales nucleares españolas no suponen un riesgo para la salud de los ciudadanos, según un estudio realizado en 1.000 municipios y más de ocho millones de personas, según el cual "no se ha detectado un incremento de la mortalidad por cáncer asociada al funcionamiento de las instalaciones".

Este trabajo epidemiológico, que abarca un análisis desde 1975 a 2003, ha sido elaborado por el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) y el Instituto de Salud Carlos III, que han asegurado que este estudio se ha elaborado desde la "transparencia e independencia".

"Los resultados son muy claros y concluyentes" ya que demuestran "la ausencia de evidencias de riesgo para la salud de las personas por la actividad normal de las instalaciones", según recalcó Juan Carlos Lentijo, director técnico de Protección Radiológica del CSN.

La investigación, realizada a todos los municipios ubicados en un radio de 30 kilómetros de cada central, señala que las dosis de radiación artificial acumulada en el período estudiado que habría recibido la población por el funcionamiento de las instalaciones "son muy reducidas", y "están muy por debajo de los niveles que podrían afectar a la salud de las personas".

El informe fue encargado por el Congreso en 2005 después de que los ecologistas reclamaran durante años este estudio. Sus autores no quieren, con esta investigación, presentarse como "aval" de la energía nuclear, sino confirmar que "el modelo regulatorio" y de control usados "da buenos resultados", si bien han reconocido que esos resultados pueden contribuir a trasladar "tranquilidad" y "paz social" sobre las instalaciones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de junio de 2010