Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:Diseño

Sybilla y las bolsas solidarias

La diseñadora promueve a través de una ONG el algodón ecológico

Desde que perdió el control de su empresa y de la firma que llevaba su nombre, la diseñadora Sybilla Sorondo (Nueva York, 1963) decidió buscar otras maneras de confección. "He hecho ropa durante 20 años y en ese tiempo he intentado crear los vestidos más bonitos del mundo, cuidando cada detalle, hasta que un día comprendí que había otras cosas que hacían que la ropa fuese bella. El sueño ahora pasa por confeccionar prendas con una bonita historia detrás", contó ayer en la presentación de su nuevo "primer proyecto": una bolsa (estabolsatienetela.com) de algodón ecológico cultivado en la región india de Vidarbha, que se comercializará en los establecimientos VIPS a cuatro euros.

La cita, para lo que la propia Sybilla denominó como su salida del armario, era en un antiguo garaje, reconvertido en local de diseño en el madrileño barrio de las Letras. Se servía limonada con hierbabuena y empanadillas de maíz. Junto a Sybilla, presidenta de la fundación Fabric for Freedom, encargada de comercializar los tejidos ecológicos, se encontraban Maite Arango, vicepresidenta del Consejo de Administración de VIPS, y la escritora Vandana Shiva, considerada como "el alma de este proyecto" y activista destacada contra los cultivos transgénicos. Shiva, que esa misma tarde daba una conferencia en La Casa Encendida sobre la biodiversidad frente a la amenaza de la biotecnología, repasó la historia del cultivo del algodón en India y los problemas a los que se enfrentan actualmente con las plantaciones masivas de algodón BT, modificado genéticamente y productor de un pesticida que mata los bichos que atacan a los cultivos. "Pero la tecnología no es fiable", explicó Shiva. "Las plagas no se controlan y esa oruga que se quería eliminar con la planta pesticida no sólo no acaba con ella sino que surgen nuevos insectos. El coste de las semillas más los pesticidas para eliminar los bichos arruinan a los campesinos y cuando los agentes les reclaman el terreno como pago de la deuda muchos huyen al campo y se envenenan ingiriendo los pesticidas", concluyó Shiva, que es impulsora de nuevas plantaciones de semillas comunitarias. Arango, el eslabón que se ocupa en esta primera fase de la comercialización, contó que "Fabric for Freedom es un proveedor tan estratégico como cualquier otro. Tras la bolsa estamos dándole vueltas a la creación de los nuevos uniformes de la empresa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 28 de mayo de 2010