Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:LIGA DE CAMPEONES | Final en el Bernabéu

El "ejemplo" Eto'o

El ariete, al que le costó adaptarse y que incluso fue suplente, aspira a su segundo 'triplete' seguido tras el logrado con el Barça

En el calcio siguen preguntándose porque Pep Guardiola decidió prescindir de Samuel Eto'o el verano pasado. También siguen sin creerse que entre los motivos estaba la falta de feeling. "Samuel aquí nunca se ha portado como una prima donna. Alguna sustitución puede haberle molestado, pero nunca ha montado líos en el vestuario y nunca ha tenido malos gestos con Mourinho", explica un trabajador del Inter desde hace 30 años.

Samu, como le llaman sus compañeros, ha conquistado a todo el vestuario neroazzurro. Incluso a Figo, asesor interista. "Es un ejemplo para todos los jugadores por el sacrificio con el que trabaja para el bien del equipo. Y, después de todo lo que ha ganado, eso demuestra que es un campeón", le alaba el ex del Madrid. Eto'o no arrancó la temporada como suele hacerlo: con partidos brillantes, goles y más goles. Es más, a la vuelta de la Copa de África, el pasado mes de enero, Mourinho le sentó en el banquillo. "Es uno más, mientras ha estado fuera otros han jugado con buen rendimiento y tiene que entender que no hay una alfombra roja aquí que le espera", dijo el portugués. A Eto'o le fallaba la condición física y las motivaciones. Y Mourinho le sentó en el banco durante cuatro partidos.

No hubo críticas por mucho que al camerunés le costara adaptarse más de la cuenta al calcio. En el club valoran la capacidad de sacrificio y la generosidad de Eto'o. Más teniendo en cuenta el esquema de juego de Mourinho. El 4-2-3-1 del técnico (o el también utilizado 4-3-3) ha obligado al camerunés a sacrificarse en una posición más retrasada y escorada. "Aun así, se ha adaptado bien y no era fácil. Ha demostrado que el equipo es lo más importante. Es un chico humilde, no se ha hinchado a goles como hacía en el Barcelona pero ha ayudado al equipo en los momentos más difíciles", concede Figo. Eto'o ha marcado 14 dianas, 12 en la Liga y dos en Europa. Fue precisamente en un partido de Champions, contra el Chelsea, cuando el camerunés volvió a rugir. Marcó el gol del 0-1 en Stamford Bridge y se despertó definitivamente. "Es como si con eso se hubiese desbloqueado", dijeron sus compañeros.

A Eto'o hay escenario que le motive más que la final europea. Marcó en las dos finales de la Copa de Europa que ganó el Barcelona. Contra el Arsenal en 2006 y contra el Manchester el año pasado. Si volviera a marcar hoy alcanzaría a Alfredo di Stéfano. El madridista es el único jugador que ha marcado en tres finales distintas. Quizás ni lo sepa Eto'o, que en los últimos tres días ha intentado aislarse de todo, refugiado en unos enormes cascos blancos. Hoy vuelve al Bernabéu, donde ha marcado cinco goles —tres con la camiseta del Mallorca y dos con la del Barça— y donde, de ganar el Inter, podría convertirse en el primer jugador que consigue un triplete (Liga, Copa y Champions) con dos equipos distintos y en dos años seguidos.

"Para Samu no era nada fácil llegar al Inter porque venía de una Liga y de un fútbol totalmente distinto. Se ha puesto a disposición de todos desde el minuto uno. Llegaba a un vestuario y a un grupo con mucha hambre de victoria y no sólo lo ha captado enseguida, sino que se ha sumado. Por eso ha sido tan importante para nosotros. Pero lo que más me ha llamado la atención es la humildad que ha demostrado a diario". Palabra de capitán Zanetti.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 22 de mayo de 2010