Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Duro golpe del juez a Vizcaya al rechazar medidas cautelares contra Jabyer Fernández

La Diputación de Vizcaya sufrió ayer un duro revés judicial en su intento de que fueran adoptadas medidas cautelares contra el presidente del grupo Afer, Jabyer Fernández. Y es que el titular del juzgado de Instrucción número 6 de Bilbao, José María Eguía, desestimó la petición de prisión preventiva para Fernández que incluía en su defecto la imposición de una fianza de 40 millones de euros. De manera paralela, junto al escrito de la Diputación vizcaína fue presentado otro, con idéntica solicitud, por parte del actual consejo de Iurbentia, en el que aún se encuentran algunos socios que denunciaron el pasado año a Fernández por la supuesta comisión de varios delitos. En la vista de ayer fueron sustanciados los dos escritos con la misma resolución adversa.

El juez entiende que no existe riesgo de fuga de Jabyer Fernández ya que hasta el momento, según se recoge en el auto facilitado por la representación legal del grupo Afer, ha comparecido siempre que debía hacerlo y mantiene su domicilio, familia y negocios en Vizcaya.

La Diputación de Vizcaya había dado este paso adelante en el contencioso abierto que mantiene con Fernández por el impago del grupo Iurbenor a la Hacienda foral de 43 millones en concepto de IVA tras la venta de los terrenos de Sefanitro donde iba a levantarse el proyecto Puerta de Bilbao.

En base al auto del que informa Efe, el juez recuerda a los demandantes que la instrucción de este caso se mantiene desde hace más de un año y que en estos momentos no existe posibilidad alguna de que se puedan alterar o destruir pruebas relativas a la investigación ya que la mayoría de las diligencias están practicadas. Como es sabido, la investigación en curso ha requerido de la declaración de numerosos testigos y demandados, así como la recopilación de múltiples documentos oficiales.

El juez Eguía también rechazó ayer la fianza de 40 millones de euros porque el objetivo de esta medida es garantizar la presencia del imputado en la causa y no el hacer frente a las responsabilidades económicas que se derivaran de una sentencia condenatoria.

En el auto, el juez recuerda intencionadamente a Diputación que en la causa hay otros imputados y que, sin embargo, no ha pedido ninguna medida cautelar para ellos. Fernando García Macua, uno de ellos, estuvo representado en la vista.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 20 de mayo de 2010