Zapatero aclara que las pensiones de 2010 subirán conforme a la inflación

El Ejecutivo pospone medidas sobre ingresos y se centra en el control del gasto

La congelación de las pensiones no afectará a la revaloración prevista para final de año. Los pensionistas cobrarán una paga extra en enero, como ha sucedido la mayoría de los años, si la inflación en noviembre es superior a la prevista en enero pasado, cuando se les aplicó un aumento del 1%. Así lo confirmó ayer el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, despejando las dudas suscitadas por el anuncio de congelación de pensiones que hizo el pasado miércoles en el Congreso. La congelación, de la que están excluidas las pensiones mínimas y no contributivas, sólo se aplicará en 2011, el año en el que el Gobierno quiere cargar el grueso del ajuste de reducción del déficit. Y esa congelación se hará una vez consolidado el aumento por desviación de la inflación. Un aumento seguramente mínimo, pues el Gobierno espera una inflación del 1%.

Las medidas relacionadas con los pensionistas irán en los Presupuestos

Más información

Fuentes gubernamentales admiten que el hecho de que la congelación de las pensiones no entre en vigor hasta el año próximo hace innecesario, desde el punto de vista jurídico, que el Consejo de Ministros del jueves apruebe medida alguna al respecto. Sería en el proyecto de Presupuestos para 2011 donde debería incorporarse esta medida. No obstante, las mismas fuentes admiten que el Ejecutivo podría adoptar algún tipo de acuerdo, más político que jurídico, para demostrar a los mercados que va en serio y no se echa atrás en esta impopular medida.

Zapatero se mostró ayer dispuesto a dialogar con el PP sobre la congelación de las pensiones, pero advirtió de que la reducción del déficit es imprescindible y aseguró que sólo el 10% del ajuste acordado por el Gobierno afecta a la protección social. Incluso presumió de que el mero anuncio del recorte ha tenido efectos positivos, al desencadenar una reducción generalizada de sueldos en los cargos públicos y medidas de ahorro en las distintas Administraciones.

De las pensiones también se habló en la Ejecutiva Federal del PSOE, que fue dirigida, en ausencia de Zapatero, por el vicesecretario general, José Blanco. Miembros de la ejecutiva señalaron tras la reunión que el Ejecutivo no arbitrará a corto plazo medidas destinadas a que "hagan un esfuerzo los que más tienen", como lanzó Zapatero y han repetido sus ministros. "Blanco ha dejado claro que ahora se está en las medidas de reducción del gasto y más adelante se pensarán las relacionadas con los ingresos", precisaron.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de mayo de 2010.

Lo más visto en...

Top 50